Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.


Un consejo de información privilegiada para el nuevo equipo de Obama

Con un nuevo mandato presidencial, se invitará a un nuevo grupo de ejecutivos del sector privado a tomar puestos gubernamentales de alto nivel. ¿Tendrán éxito en esos roles? Como alguien que ha hecho la transición y observó a muchos otros, lo hace, tengo algunas sugerencias: estudiar las raíces de la misión y la cultura de su departamento. Tal vez porque […] federal
Un consejo de información privilegiada para el nuevo equipo de Obama

Con un nuevo mandato presidencial, se invitará a un nuevo grupo de ejecutivos del sector privado a ocupar cargos gubernamentales de alto nivel. ¿Tendrán éxito en esos papeles? Como alguien que ha hecho la transición y ha visto a muchos otros hacerlo, tengo algunas sugerencias:

Estudia las raíces de la misión y cultura de tu departamento.

Tal vez debido a que las agencias federales no tienen P&L, la organización en sí misma es dominante, por lo que conocer su historia, prioridades pasadas y experiencia abordando problemas, junto con los antecedentes del personal, es útil. Las estructuras organizacionales varían enormemente, y a menudo hay una razón —o una historia— detrás de ellas. Así que lea y hable con funcionarios anteriores y miembros del personal actual. Tus nuevos colegas apreciarán tu aprendizaje y estarás mejor preparado.

Llegue al Congreso.

Si se dirige a un puesto superior, el Senado debe confirmarlo. Y el Congreso controla su presupuesto y puede establecer su agenda. Además de hacer llamadas tempranas para consultar y presentar sus respetos, conozca los intereses de sus comités clave y el liderazgo. Con el tiempo usted se beneficiará de las relaciones con los miembros, preferiblemente de ambas partes, que pueden ofrecer consejo, apoyo y ayuda para hacer las cosas.

Los procesos y las demandas pueden llevar a los ejecutivos a perder de vista el fin más importante: hacer las cosas.

Pon buenas personas en su lugar.

Al igual que en su negocio, su éxito dependerá del equipo que reúna, pero es probable que necesite una mezcla más diversa de experiencia, lazos políticos, redes y habilidades. Cree un equipo que pueda sacar provecho de su diversidad y reunir a sus miembros a través de orientación, información compartida y objetivos comunes. El personal de carrera puede ser un gran recurso y son vitales para el seguimiento, así que también interactúe con ellos. Los puestos clave del personal son críticos, pero tenga cuidado de no excluir a sus principales funcionarios de línea.

Trabajar con los medios de comunicación y las circunscripciones externas.

Usted puede ver a estas partes como «analistas de inversores» que evaluarán su desempeño o presentarán una agenda que debe tener en cuenta. Entiende que la prensa tiene un trabajo que hacer. La mayoría de los periodistas quieren tener la historia correcta, pero tienen que reunir mucha información en poco tiempo. Usted y su equipo pueden ayudar. Del mismo modo, ponte en contacto con las circunscripciones interesadas en tu departamento; pueden ser una gran ayuda o un gran obstáculo.

Forjar redes formales e informales con colegas de otros departamentos y con personal de la Casa Blanca.

Los procesos interinstitucionales deciden muchas cuestiones, y a lo largo de los años el personal de la Casa Blanca ha ido centralizando el poder cada vez más. Su alcance dependerá de sus conocimientos, ideas, relaciones dentro y fuera de la administración, y de su capacidad para cumplir.

Acepten que el «proceso» dominará más de su existencia.

En algunos departamentos, los procesos están incluso sujetos a revisión judicial. Los procesos pueden facilitar información útil, ayudarle a generar soporte y resolver diferencias, pero también pueden ser paralizantes. Trate de extraer los beneficios, pero enfatiza la necesidad de decidir.

Mantenga su ojo en lograr resultados.

Los muchos procesos, las demandas externas y los poderes compartidos del gobierno, junto con la inmediatez de la bandeja de entrada, pueden llevar incluso a grandes ejecutivos a perder de vista el principal meto: hacer las cosas.

Los objetivos que usted establece al principio pueden necesitar ser más generales que en un negocio. El camino puede ser menos directo. Pero concéntrese en las maneras en que usted y su departamento pueden marcar la diferencia. Construye bucles de retroalimentación para ayudarte a mantenerse al día. Guíe a su personal y asegúrese de que los logros fomenten un sentido de propósito para todos. Después de todo, su trabajo no es solo ocupar una oficina, sino servir al público.


Escrito por
Robert B. Zoellick




Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.