Tres etapas de una transformación digital exitosa

Hay que caminar antes de correr.

Tres etapas de una transformación digital exitosa

Más de 50,000 líderes se mantienen al día con el futuro de los negocios.

Reportes radicalmente breves que ahorran 2,000+ horas de investigación

Estás aprendiendo en buena compañía

logo amazon
logo salesforce
logo mercadolibre
logo google
logo femsa
logo aeromexico

por Didier Bonnet

Resumen

La razón menos apreciada por la que las transformaciones digitales fracasan es ir demasiado grande y demasiado rápido. La transformación digital tiene una curva de aprendizaje y la mayoría de las empresas tienen que caminar antes de poder funcionar. La clave es empezar con esfuerzos de modernización que no transformen la empresa, y mucho menos creen una nueva, sino que creen la capacidad de tener éxito en iniciativas más ambiciosas más adelante.

• • •

La mayoría de las transformaciones digitales fallan. Varios estudios de académicos, consultores y analistas indican que la tasa de transformaciones digitales que no cumplen sus objetivos originales oscila entre el 70 y el 95% con una media del 87,5%. Sin embargo, la transformación digital ha estado en lo más alto de las agendas corporativas durante al menos una década y no da señales de ralentizarse. Por el contrario, muchos comentaristas han destacado el impacto acelerado del período Covid-19 en la transformación digital. 

Mis consultas y clases con cientos de ejecutivos apuntan a tres razones principales por las que fracasan las transformaciones digitales. 

En primer lugar, cuando las empresas fijan sus objetivos (si es que lo hacen) tienden a ser demasiado optimistas en cuanto a sus expectativas tanto en cuanto al momento como al alcance del resultado. Piensan que es como agitar una varita mágica. 

El segundo aspecto detrás del fracaso de la transformación digital es la mala ejecución, incluida la falta de una gobernanza adecuada, priorizar el despliegue de la tecnología sobre la adopción por parte de los usuarios, la adopción de métricas incorrectas y cosas por el. 

El tercer obstáculo, y el menos apreciado, también es el más interesante y tiene que ver con el ritmo de liderar y gestionar la transición entre lo viejo y lo nuevo. 

En resumen, hay una curva de aprendizaje digital; tiene que caminar antes de poder correr. Para que la transformación digital tenga éxito, los líderes sénior deben conocer esta curva de aprendizaje, que tiene tres etapas distintas. 

Tres etapas de la transformación digital

Las tres fases presentan diferentes oportunidades de aprendizaje organizacional. Las dos primeras etapas, la modernización y la transformación de toda la empresa, se centran en remodelar el negocio existente. La última fase se centra en la creación de nuevos negocios y en el descubrimiento de nuevas fuentes de valor. 

Nuestra experiencia demuestra que es difícil evitar la escuela de los golpes duros en cada etapa. Si pasa al paso 2 o 3 antes de tener éxito en el paso 1, es probable que fracase. 

Modernización (primer paso) trata de simplificar y digitalizar los procesos y funciones existentes. Para la experiencia del cliente, puede consistir en diseñar aplicaciones para clientes o implementar nuevos puntos de contacto de autoservicio. En el caso de las operaciones, puede consistir en conectar productos y rediseñar digitalmente los procesos principales. Para la experiencia de los empleados, puede tratarse de automatizar los procesos de recursos humanos o de ofrecer un portal de autoservicio para los empleados. 

¿Estos programas digitales transforman la organización? Lo más probable es que no. Esta fase a menudo se infravalora o incluso se burla, pero no debería estarlo. Al igual que los cimientos de una casa, hace que la organización sea más fuerte e inteligente desde el punto de vista digital. También proporciona rentabilidades razonablemente rápidas que pueden impulsar inversiones digitales más complejas. Y es una gran oportunidad para que la organización mejore sus capacidades digitales.  

Transformación de toda la empresa (segundo paso) es un esfuerzo complejo de cambio entre cadenas de valor, por ejemplo, un minorista que quiere tener una experiencia de cliente totalmente integrada en todos sus canales físicos y digitales. Para las operaciones, puede ser una aplicación de Internet de las cosas para el mantenimiento del estado o para automatizar los procesos del pedido al cobro. En cuanto a la experiencia de los empleados, puede consistir en institucionalizar métodos de trabajo ágiles o establecer una cultura continua de aprendizaje y readaptación. 

¿Son esfuerzos de transformación? Absolutamente. Alinear los silos organizacionales tradicionales, establecer modelos de gobierno adecuados, añadir nuevos talentos y cosas por el estilo, son todos músculos fundamentales que hay que desarrollar para lograr el éxito de la transformación.  

Las transformaciones en toda la empresa suelen centrarse en mejorar las operaciones existentes. Pero, cuando tienen éxito, muy a menudo abren nuevas oportunidades de creación de valor, por ejemplo, al llegar a nuevos clientes o encontrar nuevas formas eficientes de ejecutar las operaciones. Las transformaciones en toda la empresa son interfuncionales y complejas, pero son fases de aprendizaje obligatorias en el camino hacia la madurez de la transformación digital. 

Creación de un nuevo negocio (paso tres) se trata de aumentar el tamaño de la tarta existente o de crear nuevas líneas de ingresos. En cuanto a la experiencia del cliente, puede pasar de vender productos y servicios a nuevos modelos de negocio basados en suscripciones. Para las operaciones, puede utilizar datos y análisis para predecir con precisión el rendimiento operativo de los productos o sistemas. 

Se trata de verdaderas transformaciones porque desafían los procesos, las estructuras y las capacidades existentes de la organización y requieren nuevas formas de trabajo. El liderazgo es clave, ya que se trata de la transición del modelo de operaciones existente a uno nuevo. A menudo, esta fase también exige replantearse los límites de la organización a medida que pasa de las cadenas de suministro lineales tradicionales a los ecosistemas. Requiere un alto nivel de madurez en la transformación digital. 

¿Son estos tres horizontes de transformación digital completamente lineales? Probablemente no, en el sentido de que la mayoría de las organizaciones gestionarán una cartera de iniciativas que puede abarcar las tres áreas. Por ejemplo, pueden llevar a cabo una cierta modernización para lograr ganancias rápidas y, al mismo tiempo, tener programas globales en toda la empresa o innovar modelos de negocio a través de experimentos y pilotos controlados.  

Pero desde la perspectiva del aprendizaje organizacional, es raro encontrar ejemplos de líderes digitales en grandes empresas que hayan superado las primeras fases. La clave para una transformación digital más exitosa es no saltarse adelante: comience por el primer paso e invierta la concentración y los recursos para hacerlo bien. Aumentar la madurez digital de su organización a través de la curva de aprendizaje empresarial de la transformación digital aumentará sus posibilidades de éxito. 

•••

El Dr. Didier Bonnet es profesor de Estrategia y Transformación Digital en el IMD de Suiza. Es coautor de “Leading Digital: Convertir la tecnología en transformación empresarial” y “Hackear Digital: Las mejores prácticas para implementar y acelerar tu transformación empresarial”. Puedes seguirle en Twitter @didiebon.