Tome mejores decisiones desafiando sus expectativas

Cuando nos enfrentamos a una decisión difícil, a menudo establecemos expectativas inconscientemente, para nosotros y para los demás, tanto sobre el proceso de toma de decisiones como sobre el resultado.
Tome mejores decisiones desafiando sus expectativas

Resumen

Incrustados en nuestras expectativas están nuestros prejuicios, que siempre forman parte de nuestro pensamiento, por lo que puede ser muy difícil de sacar a la luz.

Para luchar contra los prejuicios, el autor ha creado un marco que le pide que considere sus decisiones desde cuatro puntos de vista: su comportamiento, su información, su análisis y la estructura o entorno que lo rodea a medida que toma su decisión.

• • •

Todos queremos creer que vemos el mundo tal como es. Pero como han demostrado muchos psicólogos del comportamiento, de hecho vemos el mundo a través de un parabrisas sucio de prejuicios, suposiciones y juicio. Entonces, ¿cómo podemos descifrar e identificar los errores mentales que nublan nuestro parabrisas e impiden pensar con claridad? Y una vez que identifiquemos nuestros sesgos, ¿cómo podemos controlarlos y contrarrestarlos para tomar mejores decisiones?

Una de las mejores formas de frustrar los prejuicios es hacer frente a nuestras expectativas subyacentes, a saber, las suposiciones y los juicios que sustentan nuestro proceso de toma de decisiones.

Las expectativas no son actores pasivos. Tienen un impulso propio porque nos llevan a actuar sobre la base de suposiciones que pueden ser ciertas o no. Sin examinar nuestras expectativas, no sabremos qué tipo de impulso estamos generando. ¿Nos estamos abriendo a la investigación y a la conexión con los demás? ¿O estamos cerrando las vías y las oportunidades de inclusión y de una resolución de problemas más holística?

Las expectativas pueden informar, incluso dictar, nuestro proceso de toma de decisiones porque, incluso cuando miramos hacia adelante, nuestro pensamiento depende de nuestras acciones pasadas y la percepción de los resultados pasados. A menudo no reconocemos que nos hemos fijado expectativas porque nos lanzamos al proceso de toma de decisiones sin hacer explícito lo implícito.

El marco BIAS

Entonces, ¿cómo entendemos y damos cuenta de nuestras expectativas? He creado un marco que le pide que considere sus decisiones desde cuatro puntos de vista: su comportamiento, su información, su análisis y la estructura o el entorno que lo rodea a medida que toma su decisión. Yo llamo a esto el marco BIAS, tomando la primera letra de cada punto de vista. El objetivo es utilizar un enfoque estructurado para mantener la mente abierta, ampliar el análisis y evitar la parálisis, ya que las mejores decisiones, aunque estén moldeadas en parte por el instinto, son mejores si son el producto de un proceso de pensamiento, no solo un pensamiento.

Para ilustrar cómo utilizar el marco BIAS, quiero presentarles a Bill, el hijo de mediana edad de padres mayores. Los padres de Bill querían mudarse de la casa de varios pisos donde habían criado a su familia. Acudieron a Bill para ayudarlos con esta decisión de alto riesgo. Juntos decidirían a dónde irían los padres de Bill después. Los tres asumieron que la mudanza sería difícil tanto emocional como físicamente. Creían que una sola mudanza a un centro de atención para ancianos que ofreciera una atención continua sería más fácil. ¿Pero era realmente la mejor opción?

Comportamiento

El primer paso para desafiar las expectativas es enfrentarse a sus suposiciones sobre su propio comportamiento, así como al comportamiento de cualquier otra persona que participe en la toma de decisiones.

Bill nunca había tenido que ayudar a sus padres con una decisión de esta magnitud. Se sentía halagado de que se lo hubieran preguntado, pero habiéndose enredado con ellos en otras decisiones de alto riesgo, estaba ansioso por apoyarlo. Bill también reconoció su malestar con las conversaciones difíciles y emocionales. Así que, cuando sus padres centraron su búsqueda únicamente en los centros de cuidado de ancianos que ofrecían un continuo de atención porque no querían enfrentarse a múltiples mudanzas en el futuro, Bill se unió felizmente a ellos. Asumió que rechazarían cualquier opción que no fuera un solo movimiento.

Al examinar su comportamiento, Bill reconoció que su aquiescencia con el enfoque de sus padres en los centros de atención de ancianos se debía en parte a su deseo de evitar conversaciones difíciles. Bill identificó un sesgo de anclaje y encuadre en su comportamiento que podría llevarlo a él (y a sus padres) por mal camino. La decisión que tenían que tomar no se trataba de simplificar el proceso de mudanza; tenía que ser sobre el tipo de estilo de vida que los padres de Bill querían ahora y lo que podrían necesitar en el futuro.

Para entender más claramente cómo sus expectativas en torno al comportamiento afectan a su toma de decisiones, pregúntese:

  • ¿Hay algún comportamiento en torno a su próxima decisión que pueda afectar a su capacidad para ver la situación de manera más objetiva?
  • ¿Cómo impulsan su comportamiento las decisiones pasadas? ¿Y en qué se diferencia esta decisión de las decisiones anteriores?
  • ¿Cómo espera que se comporten las demás partes interesadas?

Prejuicios a tener en cuenta: sesgo de encuadre (tomar decisiones en función de la forma en que se presenta la información); sesgo de anclaje (depender en gran medida de la primera información recibida).

Información

El siguiente paso es entender sus expectativas en cuanto a la información que necesita y quiere tomar una decisión.

Bill se siente cómodo recopilando información; de hecho, le gusta recopilar datos. Cuando él y sus padres empezaron a investigar las instalaciones locales, supuso que podría obtener información de precios transparente y una lista de servicios y comodidades de calidad de vida que ofrecía cada lugar, y que estos datos serían los datos importantes.

Bill esperaba que sus padres se preocuparan por la información relativa a cómo podrían vivir de forma independiente ahora y que querrían tener la seguridad de recibir cualquier tipo de atención que necesiten en el futuro, cuando la necesiten.

Mientras Bill examinaba sus suposiciones sobre la información que todos necesitarían, volvió al paso de expectativa conductual: si él y sus padres empezaban a resolver el problema desde un marco incorrecto (es decir, solo un movimiento), en realidad no estaban recopilando la información que necesitaban. ¿Cómo podrían evaluar con precisión las necesidades futuras de sus padres? Además, ¿serían capaces de evaluar cómo una institución concreta podría satisfacer esas necesidades futuras? ¿Podrían asumir que mucho cuidado equivale a un buen cuidado? Esto se llama sesgo de confirmación.

Para entender más claramente sus expectativas en torno a la información y su impacto en la toma de decisiones, eche un vistazo a sus hábitos de recopilación de información. Pregúntese a sí mismo:

  • ¿En qué se parece esta decisión a otras que ha tomado en el pasado y en qué se diferencia?
  • ¿Cuáles son las expectativas que tiene sobre el tipo de información que podrá recopilar?
  • ¿Qué información espera que contribuyan las demás partes interesadas en la decisión?

Prejuicios a tener en cuenta: sesgo de confirmación (buscar, favorecer o interpretar información de manera que confirme sus creencias existentes); sesgo de atención (centrarse más en unos datos que en otros).

Análisis

La forma en que analizamos la información también puede introducir sesgos en nuestro proceso de toma de decisiones.

Bill normalmente comienza con una lista de pros y contras para evaluar sus opciones. Sin embargo, se dio cuenta de que su análisis de la situación podría no ser relevante para esta decisión. La propiedad de las decisiones pertenecía en realidad a sus padres. Era su futuro hogar lo que estaba en juego, no el suyo.

Este paso dejó claro a Bill que no quería empujar a sus padres hacia lo queél creído que era lo mejor. Eso podría introducir un sesgo de proyección, una característica común de nuestro pensamiento en la que creemos que los demás tienen la misma prioridad, actitud o creencia que nosotros. Bill se dio cuenta de que necesitaba que sus padres compartieran cómo les gustaría analizar sus opciones de vida para poder apoyar mejor sus esfuerzos.

Además, Bill sabía que sus padres estaban centrados mucho más en mantener sus libertades actuales que en futuros problemas potenciales y desconocidos. Esta sobreponderación de un solo punto de datos, llamado sesgo de prominencia, podría inclinar a sus padres a favorecer la información sobre los servicios que se adaptan a su estilo de vida actual, ignorando las necesidades de salud indeterminadas en el futuro.

Al hacer explícitas estas preocupaciones, Bill podría tener una conversación con sus padres con antelación sobre cómo analizarían la información. Se dio cuenta de que tal vez la decisión no deberían tomarla los tres solos. Decidió preguntar a sus padres sobre la posibilidad de reunirse con el médico de atención primaria de cada uno para obtener asesoramiento profesional sobre los tipos de servicios sanitarios en los que centrarse en el futuro, teniendo en cuenta sus historiales médicos específicos.

Para entender más claramente cómo la forma en que analiza la información puede afectar a su toma de decisiones, pregúntese:

  • ¿Qué análisis realiza normalmente? ¿Es relevante para esta decisión?
  • ¿Cuáles son sus expectativas sobre su capacidad para sintetizar y comprender la información relacionada con la decisión a la que se enfrenta actualmente?
  • ¿Qué pueden contribuir las demás partes interesadas en la toma de decisiones al proceso de análisis?

Prejuicios a tener en cuenta: sesgo de proyección (creer que otros comparten nuestras mismas prioridades, actitudes o creencias); sesgo de prominencia (sobreponderar un solo punto de datos).

Estructura

El último paso es examinar la estructura o el entorno que lo rodea mientras toma su decisión.

Los padres de Bill tenían una fecha límite, aunque era autoimpuesta: querían estar fuera de casa antes del invierno. Su presupuesto también estaba fijo: tendrían el dinero de la venta de la casa y una cómoda pensión mensual.

Si bien Bill pensaba que él y sus padres daban suficiente tiempo para tomar una decisión sin demasiada presión de tiempo, se dio cuenta de que todos se habían centrado en los costes anuales sin comprender bien cuáles podrían ser los gastos médicos futuros. Pero tal vez eso era incognoscible; era probable que hubiera un límite en cuanto a lo que la familia podía planificar realmente.

Aunque los padres de Bill encontraron dos centros que cumplían muchos de sus criterios, cada uno tenía un defecto grave. En un lugar, aunque podían comprar el tipo de vivienda que necesitaban ahora, no había garantía de que hubiera viviendas con más cuidados disponibles cuando la necesitaran. Se dieron cuenta de que el segundo centro significaba que tendrían que cambiar de médico de atención primaria porque la campaña sería demasiado larga. Ambos querían mantener su relación con sus médicos de atención primaria, ya que cada uno tenía historiales médicos complejos.

Para entender más claramente cómo la estructura puede afectar a su toma de decisiones, pregúntese:

  • ¿Cuáles son las oportunidades y limitaciones de la decisión que está a punto de tomar?
  • ¿Hay un plazo?
  • ¿Podría la decisión ser flexible o estar limitada por el dinero u otras presiones externas?
  • ¿Las demás partes interesadas tienen alguna restricción?

Prejuicios a tener en cuenta: falacia de la planificación (subestimar el tiempo que se tarda en completar una tarea futura, a pesar de saber que las tareas anteriores generalmente han llevado más tiempo del previsto); sesgo del statu quo (preferir el estado actual de las cosas que resulta en una resistencia al cambio).

***

Después de aplicar el marco BIAS a su toma de decisiones, Bill y sus padres se dieron cuenta de que estaban resolviendo el problema equivocado. No necesitaban un centro de cuidado de ancianos, y al tratar de calzarse ellos mismos en uno para evitar un segundo movimiento, podrían haber tomado una decisión costosa e infeliz. Simplemente necesitaban una casa sin escaleras exteriores y con un dormitorio principal en el primer piso.

Cuando Bill pasó la decisión a sus padres y los obligó a hacer explícitas sus expectativas, todos pudieron darse cuenta de que era la ansiedad y el estrés lo que los llevó a centrarse en el único movimiento.

William Shakespeare escribió una vez: «Las expectativas son la raíz de todo dolor de cabeza». Cuando nos enfrentamos a una decisión difícil, a menudo establecemos expectativas inconscientemente, para nosotros y para los demás, tanto sobre el proceso de toma de decisiones como sobre el resultado. Incrustados en nuestras expectativas están nuestros prejuicios, que siempre forman parte de nuestro pensamiento, por lo que puede ser muy difícil de sacar a la luz.

El Marco BIAS desglosa lo que se conoce en sus componentes: nuestro comportamiento, nuestra información, nuestra capacidad para pensar críticamente sobre nuestras decisiones y las fuerzas externas que afectan a las decisiones. Este marco nos permite examinar nuestras expectativas y hábitos para poder comprobar y cuestionar los prejuicios, las suposiciones y el juicio para interactuar mejor con los demás y con nuestras decisiones. El dolor de corazón es parte de la vida, pero las expectativas no tienen que llevar ahí.

por Cheryl Strauss Einhorn

Related Posts
Convierta su empresa en una plataforma de clientes

Convierta su empresa en una plataforma de clientes

La idea de que los clientes no pueden o no deberían participar mucho en el proceso de innovación, es una barrera a la creatividad que las empresas están derribando rápidamente. Muchas firmas repensan sus negocios, se imaginan menos como proveedores de productos y servicios creados internamente, y más como plataformas que permiten a los clientes crear su propia experiencia y valor. Esta […]
Leer más
Ganar en el mercado de repuestos

Ganar en el mercado de repuestos

Las empresas se dan cuenta de la importancia de proporcionar piezas de repuesto y servicios postventa, pero la mayoría podría ganar mucho más dinero en el mercado de posventa que ellos. Así es cómo.
Leer más
La innovación es política a partes iguales y nuevas ideas

La innovación es política a partes iguales y nuevas ideas

Una de las grandes cosas de mi trabajo es que puedo observar las prácticas de muchas compañías. Si están trabajando conmigo, es probable que el crecimiento y la innovación estén en algún lugar de su agenda. Y cuando sea, estoy seguro de que hice el punto de que tomar una innovación de un concepto a un [...] real
Leer más
Cuándo aliarse y cuándo adquirirlo

Cuándo aliarse y cuándo adquirirlo

Las alianzas y adquisiciones son estrategias alternativas, es decir, la decisión de hacer que uno generalmente implica no hacer el otro. Si las empresas realmente facturaban que en sus decisiones, harían mejores ofertas.
Leer más
Los equipos virtuales pueden superar a los equipos tradicionales

Los equipos virtuales pueden superar a los equipos tradicionales

Cuando visito compañías, es una de las quejas más frecuentes que escucho: "Estoy trabajando en un proyecto con personas que nunca he conocido". O: "Este equipo virtual en el que estoy en es un desastre, nadie lo sabe realmente lo que está haciendo el otro". Muchos de nosotros nos hemos encontrado arrojados a los equipos de proyectos en los que debemos [...]
Leer más

Qué hacer cuando estás atrapado en una mentira (incluso una no intencional)

Si usted siente que la información girando, negar un error, embellecer datos o exagerar una contribución ha fracasado, su reputación ahora puede estar en duda. Así es como puedes recuperar algo de tu credibilidad. Primero, reflexiona sobre por qué mentiste. Debajo de nuestras mentiras hay necesidades insatisfechas que creemos que la mentira puede satisfacer. Identificar estas necesidades es el primer paso para encontrar formas más saludables de satisfacerlas. A continuación, evalúe la brecha entre la reputación que desea y la reputación que tiene. Una vez que tenga claro esto, puede evaluar con mayor precisión el grado de duda que puede haber planteado. Finalmente, ahora que has identificado las conclusiones que la gente ha sacado sobre ti, practica demostrando honestidad de maneras que las refutan.

Leer más
Estrategias exitosas de creación de acciones

Estrategias exitosas de creación de acciones

La cuota de mercado ayuda a determinar el rendimiento del negocio. No solo los ejecutivos de marketing dicen, pero la evidencia abundante es compatible con la declaración. Los análisis de datos anteriores han demostrado constantemente que las empresas de mayor calidad disfrutan de márgenes y tasas de ganancias por encima del promedio de la inversión, mientras que la mayoría de las empresas de pequeñas acciones tienen márgenes a menos promedio y ROI.1, esto es cierto, incluso cuando la asignación es [...]
Leer más

Newsletter

Avanza tu carrera profesional, con el resumen semanal de las publicaciones, un libro de negocio resumido en 10 minutos y entrevistas con líderes de negocio