Si aspira a ser un gran líder, esté presente

Para comprometernos de verdad con otros seres humanos y crear conexiones significativas, tenemos que silenciar nuestras voces internas y estar plenamente presentes, y ser más conscientes puede ayudar. Esto requiere disciplina para mantenerse en la tarea, sin dejarse afectar por los retos persistentes o distraerse con el parloteo mental. Y requiere habilidad para tener la capacidad mental de mantenerse concentrado y presente. Como líder, tu papel puede consistir simplemente en crear un espacio seguro para que la gente exprese sus frustraciones y procese sus problemas. Mediante una presencia consciente, te conviertes en el contenedor en el que tienen espacio para procesar el problema, sin que tú intervengas para resolver, arreglar, manipular o controlar la situación.
Si aspira a ser un gran líder, esté presente
Si aspira a ser un gran líder, esté presente

por Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter

Hace algunos años, trabajamos con un director de una empresa farmacéutica multinacional que había recibido malas calificaciones por su compromiso y su eficacia en el liderazgo. Aunque intentó cambiarse, nada parecía funcionar. A medida que aumentaba su frustración, empezó a hacer un seguimiento del tiempo que dedicaba a cada uno de sus reportes directos, y cada vez que recibía comentarios negativos, sacaba sus datos y exclamaba: «¡Pero mire cuánto tiempo paso con todo el mundo!»

Las cosas mejoraron cuando comenzó un diario de 10 minutos Práctica de mindfulness. Después de un par de meses, la gente lo encontraba más atractivo, más agradable para trabajar y más inspirador. Estaba sorprendido y eufórico con los resultados. ¿La verdadera sorpresa? Cuando sacó su hoja de cálculo de seguimiento del tiempo, vio que gastaba, de media, un 21% menos tiempo con su gente.

¿La diferencia? En realidad, estaba ahí.

Llegó a entender que, a pesar de que estaba en la misma habitación con alguien, no siempre estaba completamente presente. Se deja preocupar por otras actividades o deja que su mente se desplace hacia otras cosas. Y, sobre todo, escuchaba su voz interior cuando alguien hablaba. Debido a su falta de presencia, la gente se sentía desconocida y frustrada.

Nuestras voces interiores son los comentarios que prestamos a nuestras experiencias. A menudo dicen cosas como: «Ojalá dejara de hablar». O, «Sé lo que va a decir a continuación». O, «Ya he oído todo esto antes». O, «¿Será que Joe ha respondido a mi mensaje de texto?»

Para involucrar realmente a otros seres humanos y crear conexiones significativas, tenemos que silenciar nuestras voces interiores y estar plenamente presentes, y ser más consciente puede ayudar.

Como parte de la investigación para nuestro próximo libro, La mente del líder, encuestamos a más de 1000 líderes que indicaron que una presencia más consciente es la estrategia óptima para involucrar a su gente, crear mejores conexiones y mejorar el rendimiento.

Otras investigaciones lo confirman. En un encuesta de 2000 empleados, Bain & Company descubrió que, entre los 33 rasgos de liderazgo, incluida la creación de objetivos convincentes, la expresión de ideas con claridad y la receptividad a las aportaciones, la capacidad de estar presente de forma consciente (también llamada centrado) es el más esencial de todos.

Las investigaciones también sugieren que hay un correlación directa entre la atención plena de los líderes y el bienestar y el rendimiento de su gente. En otras palabras, cuanto más presente un líder con su gente, mejor se desempeñará.

Basados en nuestro trabajo, aquí tienes algunos consejos y estrategias que pueden ayudarte en tu búsqueda por estar más presente en tu vida diaria.

Esté aquí ahora

Como todos los directores generales, Dominic Barton, director gerente global de McKinsey & Company, tiene un calendario diario de reuniones consecutivas. Todas estas reuniones son importantes, todas incluyen información compleja y la mayoría requieren decisiones de largo alcance. En estas condiciones, estar presente momento a momento, reunión tras reunión, es un desafío. Pero en la experiencia de Barton, la presencia no es una elección. Es una necesidad.

«Cuando estoy con gente durante el día, hago todo lo posible para concentrarme, estoy presente con ellos», nos dijo. «Parte de esto se debe a que me da energía estar con la gente. Pero la otra parte es porque si no está concentrado, si no está presente, es desalentador para las demás personas. Pierden la motivación. Si no está presente, creo que es mejor que no tenga la reunión. A veces puede ser difícil de hacer, pero siempre es importante».

La persona frente a usted no sabe a qué se enfrentaba hace un momento, ni debería hacerlo. Es su responsabilidad presentarse y estar completamente presente para aprovechar de manera efectiva el tiempo limitado que tiene con cada persona que conoce.

Barton cree que estar presente con atención plena requiere disciplina y habilidad. Se necesita disciplina para concentrarse en la tarea, no dejar que se vea afectado por desafíos persistentes o que se distraiga con la charla mental. Y se requiere habilidad para tener la capacidad mental de mantenerse concentrado en el láser y el presente. Cuando está presente durante todo el día, lo encuentra muy gratificante. Estar presente se convierte en la piedra angular para aprovechar al máximo cada momento con cada persona.

Plan de presencia

En su década como CEO de Campbell Soup Company, Doug Conant desarrolló rituales para conectarse física y psicológicamente con personas de todos los niveles de la empresa, a los que llamó puntos de contacto.

Todas las mañanas, Conant dedicaba una buena parte de su tiempo a pasear por la planta, saludar a la gente y conocerla. Memorizaría sus nombres y los nombres de sus familiares. Se interesaría genuinamente por sus vidas. También escribió cartas de agradecimiento a mano para reconocer los esfuerzos extraordinarios. Y cuando la gente de la empresa atravesaba momentos difíciles, les escribía mensajes personales de ánimo. Durante su mandato, envió más de 30 000 cartas de este tipo.

Para Conant, estos comportamientos no eran solo estrategias para mejorar la productividad; eran esfuerzos sinceros para apoyar a su gente.

Haga menos, sea más

Gabrielle Thompson, vicepresidenta sénior de Cisco, ha descubierto que cuando un empleado se le acerca con un desafío, a veces necesita una solución sencilla. Pero a menudo, el problema solo necesita ser escuchado. «Muchas situaciones simplemente necesitan oído, no acción. A menudo, los problemas no necesitan soluciones, necesitan presencia y tiempo», dice. Como líderes, tener la capacidad de estar plenamente presentes y escuchar con la mente abierta suele ser la forma más poderosa de resolver problemas.

Como líder, su papel puede ser simplemente crear el espacio seguro para que la gente airee sus frustraciones y procese sus problemas. A través de la presencia consciente, se convierte en el contenedor en el que tienen espacio para procesar el problema, sin que usted intervenga para resolver, arreglar, manipular o controlar la situación. La presencia en sí misma puede ayudar a resolver el problema. Este tipo de presencia no solo resuelve el problema, sino que también crea una mayor conexión y compromiso.

Presencia encarnada

Loren Shuster, director de personal del grupo Lego, explicó que cuando tiene reuniones o presentaciones muy importantes, tarda cinco minutos en aterrizar en su cuerpo. Se visualiza cobrando vida plenamente en cada célula de su cuerpo. Como nos explicó: «Cuando no está conectado a tierra, cuando no está conectado con su cuerpo y el entorno que lo rodea, no tiene un fuerte sentido de la orientación o un propósito. Solo está flotando. Lo más pequeño puede distraerlo. Esta técnica de conexión a tierra me ayuda a despejar la mente, recargar energía, fortalecer mis instintos y calmar mis emociones».

Después de esta práctica de cinco minutos, camina diferente, habla diferente. Con más seriedad. Con más peso. Con más vigor. Y como resultado, es capaz de estar más presente mentalmente y físicamente con quienes lo rodean. Lo deja en la habitación como una roca.

Cuando tenemos la presencia encarnada, nuestra postura cambia. En lugar de encorvarse, cruzar los brazos y literalmente acercarnos sobre nosotros mismos, adoptamos una postura más equilibrada, elevada, abierta e inclusiva. Esto incluye sentarse erguido con los brazos abiertos.

Este cambio de postura puede influir en la forma en que pensamos, nos comportamos y nos comunicamos. De la misma manera que podemos catalizar cualidades como la confianza asumiendo una postura audaz, podemos inducir cualidades como la conciencia, la concentración, la inclusión y la compasión a través de una postura elevada y digna.

El acto de sentarse y abrirse tiene un efecto positivo en la química de nuestro cerebro. Cultiva nuestra capacidad para procesos de pensamiento de mayor funcionamiento. Nos da acceso a la sabiduría que proviene de una mayor conciencia, a la compasión que proviene de una mayor apertura y a la confianza que proviene de la fuerza de la alineación vertical.

• • •

Rasmus Hougaard es el fundador y director general de Potential Project, una empresa global de liderazgo, desarrollo organizativo e investigación que presta servicios a Microsoft, Accenture, Cisco y otros cientos de organizaciones. Es coautor, con Jacqueline Carter, de Compassionate Leadership: How to Do Hard Things in a Human Way y The Mind of the Leader: How to Lead Yourself, Your People, and Your Organization for Extraordinary Results.

Jacqueline Carter es socia y directora para América del Norte de Potential Project. Es coautora, junto con Rasmus Hougaard, de Compassionate Leadership: How to Do Hard Things in a Human Way y The Mind of the Leader – How to Lead Yourself, Your People, and Your Organization for Extraordinary Results.

Related Posts
Los líderes que hacen que las fusiones y adquisiciones funcionen

Los líderes que hacen que las fusiones y adquisiciones funcionen

A pesar de la popularidad de las estrategias de crecimiento basadas en fusiones y adquisiciones, los desafíos de la ejecución son sustanciales, del 40% al 80% de las fusiones no cumplen con los objetivos. Para comprender la alta tasa de fracaso, los investigadores anteriores han examinado las características financieras, los coincidencias de la capacidad y los factores humanos como la cultura. Lo que faltaba fue una investigación cuantitativa sustancial sobre el liderazgo colectivo [...]
Leer más
Las cabezas más calientes prevalecen

Las cabezas más calientes prevalecen

El ejecutivo independiente y impasible puede adaptarse a la imagen del creador de decisiones corporativas ideal, pero las personas toman mejores opciones cuando experimentan emociones intensas, sugiere un estudio. Es decir, experimentar emociones pero no ser desviadas por ellos. El estudio, de MyEong-GU SEO de la Escuela de Negocios de la Universidad de Maryland y Lisa Feldman Barrett, [...]
Leer más

Newsletter

Avanza tu carrera profesional, con el resumen semanal de las publicaciones, un libro de negocio resumido en 10 minutos y entrevistas con líderes de negocio