Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.


3 Formas de calmar la oficina “siempre conectada”

Gestionar la oficina de alta intensidad
Gestionar la oficina de alta intensidad

Hoy en día, la gente está sometida a una intensa presión para ser “trabajadores ideales”: totalmente comprometidos con su trabajo y siempre disponibles. Pero tras entrevistar a cientos de profesionales de muchos campos, los autores han llegado a la conclusión de que la dedicación desinteresada al trabajo es a menudo innecesaria y perjudicial. Tiene consecuencias disfuncionales no sólo para los individuos, sino también para sus organizaciones.

Los autores exponen tres estrategias típicas para afrontar los lugares de trabajo exigentes, y los riesgos asociados a cada una de ellas:

  • Aceptar implica dar prioridad al trabajo por encima de todo y estar disponible las 24 horas del día. Como los aceptadores no cultivan intereses externos, suelen ser lentos para recuperarse de los reveses profesionales. Y pueden estar demasiado centrados en sus propias responsabilidades como para ser mentores de otros, lo que supone un inconveniente para sus organizaciones.

 

  • Pasar implica presentarse como un trabajador ideal mientras se persigue discretamente una vida más allá de la oficina. Pero los pasadores pueden sentirse aislados de sus colegas porque ocultan partes de sí mismos, y su perpetuación del mito del trabajador ideal mantiene la presión sobre todos.

 

  • Revelar implica aceptar abiertamente los compromisos no laborales. Sin embargo, los reveladores pueden poner en peligro su carrera sin saberlo, y los jefes que los penalizan pueden ahuyentar el talento.

 

Entonces, ¿cómo pueden las organizaciones construir una cultura más sana -y más productiva-? Los gerentes pueden actuar como modelos de conducta llevando ellos mismos una vida multifacética. Pueden recompensar a los empleados por la calidad y los resultados de su trabajo, más que por el tiempo dedicado a él. Y pueden imponer un horario de trabajo razonable, exigir vacaciones y tomar otras medidas para proteger la vida personal de los empleados.