¿Cuáles son sus puntos ciegos en la toma de decisiones?

Muchos de nosotros abordamos la toma de decisiones desde la misma perspectiva una y otra vez. Utilizamos las mismas herramientas y hábitos siempre, aunque las decisiones sean muy diferentes.

¿Cuáles son sus puntos ciegos en la toma de decisiones?

Más de 50,000 líderes se mantienen al día con el futuro de los negocios.

Reportes radicalmente breves que ahorran 2,000+ horas de investigación

Estás aprendiendo en buena compañía

logo amazon
logo salesforce
logo mercadolibre
logo google
logo femsa
logo aeromexico

por Cheryl Strauss Einhorn

Resumen
Pero seguir la misma estrategia para todos los problemas limita sus habilidades. Para tomar mejores decisiones, tiene que salirse de estos patrones y ver las cosas de otra manera, aunque le resulte incómodo.

En primer lugar, debe comprender sus propios puntos fuertes en la toma de decisiones y sus puntos ciegos. Debe identificar los errores mentales o los sesgos cognitivos que tienden a interponerse en su camino. Una vez que lo haga, podrá comprobar y cuestionar mejor esos sesgos, ajustar su enfoque y lograr una comprensión más holística de la situación, garantizando mejor que está resolviendo todo el problema.

• • •

¿Qué hace cuando se enfrenta a una decisión importante pero complicada? ¿Acude a los expertos? ¿Busca datos? ¿Preguntar a amigos y colegas de confianza? ¿Ir con sus instintos?

La verdad es que muchos de nosotros abordamos la toma de decisiones desde la misma perspectiva una y otra vez. Utilizamos las mismas herramientas y hábitos siempre, aunque las decisiones sean muy diferentes. Pero seguir la misma estrategia para todos los problemas limita sus habilidades. Para tomar mejores decisiones, tiene que salirse de estos patrones y ver las cosas de otra manera, aunque le resulte incómodo.

En primer lugar, debe comprender sus propios puntos fuertes en la toma de decisiones y sus puntos ciegos: ¿Cuál es la psicología de su toma de decisiones? ¿Cuál es su enfoque típico? ¿Qué errores mentales o sesgos cognitivos tienden a interponerse en su camino? Mirar hacia el interior de lo que valora puede iluminar por qué toma las decisiones de la manera en que las hace y cómo podría estar cambiando su enfoque. A partir de ahí, puede generar disrupción sus procesos tradicionales.

Los perfiles del solucionador de problemas

A través de mi investigación y mi trabajo en la toma de decisiones, he identificado cinco arquetipos diferentes de toma de decisiones, que llamo perfiles de solucionador de problemas (PSP). Como describo en mi libro Solucionador de problemas: Maximizar sus puntos fuertes para tomar mejores decisiones, estos PSP son enfoques personales para la toma de decisiones que se construyen a partir de nuestras fortalezas y debilidades individuales. Cada uno tiene sus propios sesgos cognitivos específicos que revelan hábitos y patrones de comportamiento que impulsan nuestras decisiones. No son proscriptivos; una vez que nos demos cuenta de lo que solemos hacer, podemos tomar medidas para tomar decisiones más dinámicas y flexibles.

A continuación se presentan breves descripciones de los cinco PSP. Léelos para ver si reconoce sus propios hábitos en uno de estos perfiles. (También puede realizar la evaluación completa de PSP enapp.areamethod.com.)

  • Aventurero: Usted toma decisiones rápidamente y confía en su instinto. Cuando se enfrenta a un desafío, grande o pequeño, prefiere hacer lo que le parece correcto que dedicar su valioso tiempo a pensar en todas las opciones. Usted sabe quién es y qué quiere, así que no tiene miedo de ir a buscarlo.
  • Detective: Valora la información y siempre busca hechos y datos. Usted no decide en función de cómo se siente, quiere ver lo que dicen las pruebas. Cree que cuanto más aprenda y se sumerja en los detalles, mejor lo hará.
  • Oyente: Tiene todo un pueblo de personas en su vida en las que confía y que lo apoyan. Cuando se enfrenta a una situación difícil o a una decisión compleja, confíe en estas personas, que les piden su opinión y opinión. Se siente cómodo sabiendo que no tiene que decidir por sí mismo.
  • Pensador: Es pensativo y se resiste a la presión de tomar decisiones rápidas. Sopesa cuidadosamente las opciones, queriendo entender los aspectos positivos y negativos de cada una. No necesita muchos datos, pero sí el tiempo y el espacio mental para sentir que tiene una razón para la elección que está tomando y una razón de por qué tiene sentido. La velocidad no es su objetivo; el proceso sí lo es.
  • Visionario: No quiere conformarse con lo común y le gusta seguir su propio camino. Cuando se enfrenta a un conjunto claro de opciones, le interesa más encontrar una diferente, preferiblemente una que aún no se le haya ocurrido a otros. Usted hace que todo el mundo adivine y, a menudo, sorprende a quienes lo rodean con sus decisiones.

¿Con cuál de estos perfiles se identifica? La mayoría de nosotros podemos ser más de un tipo de solucionador de problemas, aunque casi siempre tenemos un enfoque dominante en el que nos apoyamos. Una vez que haya identificado el estilo o estilos que mejor representan su enfoque, podrá aprender a trabajar mejor dentro y fuera de él.

Prejuicios cognitivos y PSP

No hay duda de que cada uno de estos arquetipos tiene grandes fortalezas, pero las fortalezas y las debilidades son las dos caras de la misma moneda. Cada PSP también se asocia con un conjunto de sesgos cognitivos que pueden impedir una toma de decisiones eficaz. Afortunadamente, puede evitar estas trampas. He aquí cómo.

Aventurero

Su sesgo de optimismo hace que se sienta imparable, lo que puede llevarlo al peligro. Como le gusta moverse rápido y es optimista sobre casi todo, no siempre tiene una idea precisa de cuánto tiempo tarda realmente algo. Esto puede llevar a una sesgo de planificación, donde corre el riesgo de retrasarse y de no lograr todo lo que quiere.

Para evitar esto, preste atención a su primera inclinación. ¿Qué sugiere su instinto que haga? Entonces considere cómo ha funcionado eso en el pasado para este tipo de decisión en particular. Su espíritu aventurero puede ser bueno para algunas decisiones, pero no para otras. Trabajar con las demás partes interesadas que participan en su decisión también ayudará. Pero tenga cuidado: ¿Los está atropellando? ¿Entiende sus metas y objetivos, y los tiene en cuenta? Asegúrese de escucharlos sin juzgarlos y de tomar nota de cualquier preocupación de que algo no pueda hacerse a tiempo.

Detective

Su ceguera de marcos puede significar que se pierde el panorama más amplio, lo que lleva a situaciones en las que resuelve el problema incorrecto (o solo una parte de uno). Más información no siempre hace que se tome una mejor decisión; puede que lo lleve más lejos en la maleza. Los detectives también pueden ser víctimas de sesgo de confirmación, seleccionando entre montones de datos para apoyar una hipótesis favorita. Más información no siempre es información imparcial, especialmente si solo la recopila para demostrar que tiene razón, y la investigación publicada (que los detectives prefieren) no es el único tipo de información que existe.

En cambio, reconozca que otras voces son valiosas. Toda la información no viene como datos, algunos provienen de personas. Vaya más allá de los datos para hablar con fuentes conocedoras. Confíe en sus compañeros de trabajo para que le ayuden a ver el bosque y los árboles. Utilice sus conocimientos y experiencia para poner los datos que tiene en perspectiva.

Oyente

Ser oyente significa que puede depender demasiado de otras personas para que tomen decisiones por usted, ya sean familiares, amigos o compañeros de trabajo. Puede ser víctima de sesgo de autoridad, dejarse llevar por las opiniones de la gente en posiciones de poder. Es leal a quienes confía, a veces toma decisiones basadas en qué, o en quién, le gusta, que se llama el sesgo de gusto. Si bien otros pueden tener buenas intenciones en sus consejos, es posible que no estén alineados con su voz interior, especialmente si usted no la ha escuchado usted mismo.

Reconozca que su voz interior es valiosa: antes de recibir la opinión de otros, siéntese consigo mismo e identifique lo que es importante para usted en el resultado de su decisión. Solo después de hacer esto, debe comunicarse con los demás para conocer sus opiniones y perspectivas. Y recuerde, el hecho de que los oyentes incluyan naturalmente a otros no significa necesariamente que esas personas tengan puntos de vista divergentes. Cuando discuta un problema con los demás, escuche no solo las opiniones, sino también diferencias de opinión. Si su grupo al que va no ofrece esa perspectiva, busque otros que puedan hacer de abogado del diablo.

Pensador

Debido a que es muy cauteloso, puede caer presa de aversión a la pérdida, evitar el fracaso eligiendo una opción segura en lugar de la mejor. Y como le gusta comparar y sopesar las opciones, sesgo de relatividad puede impedir que vea las cosas tal como son en realidad. En cambio, puede inclinarse a comparar la situación con otra cosa, lo que puede encuadrar el problema de forma demasiado limitada.

Reconozca cuando está atrapado en su propia cabeza. Su tiempo es valioso. Fije una fecha límite para la toma de decisiones antes de comenzar el proceso para limitar el tiempo y la frecuencia con que puede reflexionar. Ya sea que trabajen solos o en equipo, los pensadores se benefician al crear primero una visión del éxito para identificar las métricas de éxito e invertir el problema. Si trabaja hacia atrás y se centra en la solución, le resultará más fácil mantenerse centrado y trabajar con los demás.

Visionario

Con su propensión a dejarse atraer por ideas interesantes, puede experimentar sesgo de prominencia, apegarse a la solución más destacada o a la idea más atrevida, aunque no sea, en última instancia, la mejor opción. También sobrevalora la originalidad porque es rara, una forma de sesgo de escasez eso devalúa lo que es común o abundante, lo que puede llevarlo a invertir en ser diferente en lugar de tomar la decisión más inteligente.

Reconozca el valor de lo común: al comunicar su (preciosa) visión a los demás con claridad y luego recopilar datos para probarlos, tendrá una mejor idea de qué ideas inspiradoras perseguir y cuáles archivar, por ahora. Solicite activamente la opinión de sus colegas, preguntando a los demás no solo qué han oído, sino también qué han entendido. ¿Es factible la idea? ¿Hay lagunas que es necesario cerrar para que todos estén alineados? ¿Los miembros del equipo saben cuál es su responsabilidad? Sus respuestas lo ayudarán a perfeccionar su forma de pensar.

Dinamismo de decisiones

No existe una PSP «perfecta». Si bien algunas decisiones, o incluso las etapas de una decisión, podrían ser mejores para ciertos PSP, una decisión verdaderamente exitosa se beneficia de combinar diferentes procesos de pensamiento. Al alejarse de su enfoque habitual y aprender sobre los demás PSP, puede comprobar y cuestionar mejor sus sesgos y lograr una comprensión más holística de la situación, garantizando mejor que está resolviendo todo el problema.

Una toma de decisiones más dinámica comienza con saber más sobre usted, para que pueda evitar posibles prejuicios y obtener nuevas perspectivas sobre un problema. Si bien no siempre es fácil pensar fuera de lo suyo, recuerde que está desarrollando fuerza y flexibilidad en los músculos de la toma de decisiones que necesita para tomar mejores decisiones importantes.

También aparece una versión de este artículo en la Guía de HBR para el pensamiento crítico , que saldrá de Harvard Business Review Press en enero de 2023.