Eleva tus habilidades de gestión

Aprende practicas de gestión de equipos de alto desempeño — sin el prueba y error.

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas.

Por qué el inglés, no el mandarín, es el lenguaje de la innovación

En octubre pasado, Mark Zuckerberg sorprendió al mundo cuando se dirigió a un grupo de estudiantes en la Universidad de Tsinghua en Beijing completamente en

Más de 50,000 líderes se mantienen al día con el futuro de los negocios.

Reportes radicalmente breves que ahorran 2,000+ horas de investigación

Estás aprendiendo en buena compañía

logo amazon
logo salesforce
logo mercadolibre
logo google
logo femsa
logo aeromexico

JAN15_12_163619963

En octubre pasado, Mark Zuckerberg sorprendió al mundo cuando se dirigió a un grupo de estudiantes en la Universidad de Tsinghua en Beijing completamente en mandarín. Los medios elogiaron o lampoonaron su comprensión elemental; algunos incluso lo llamaron alucinante.

La historia reactivó un debate de décadas: ¿El mandarín superará al inglés como lengua global?

Para Zuckerberg, sin duda ha demostrado ser eficaz, lo que llevó al Ministro de Administración del Ciberespacio de China, Liu Wei, a visita para una reunión en la propia oficina de Zuckerberg en diciembre.

César Hidalgo y su equipo en el MIT Media Lab, sin embargo, todavía defenderían la preeminencia del inglés. Publicaron un estudio a finales de diciembre que identifica al inglés como el idioma más influyente del mundo. Sus datos se ilustran en « La Red Global de Idiomas», un modelo interactivo que produjeron mostrando que el inglés es el mayor centro de información. Hidalgo dice que el modelo no sugiere un sesgo hacia el propio inglés, sino que el inglés, a través de su relevancia como el idioma dominante de Internet, es capaz de conectar a las personas a través de idiomas.

Sin embargo, es cierto que la economía china está experimentando un rápido cambio: la clase media se está expandiendo, el poder adquisitivo está aumentando, y con la flexibilización de la regulación, China se está convirtiendo en un nuevo mercado fértil para las empresas globales. Además, las compañías tecnológicas chinas nativas como Alibaba, Weibo y Momo están teniendo algunas de las OPI más exitosas en la historia de Estados Unidos.

Pero incluso a pesar del impresionante crecimiento de China, parece claro que el inglés, no el mandarín, es y seguirá siendo el idioma de la innovación. ¿Por qué?

Desde cómo codificamos hasta cómo escribimos, muchos de los mayores avances del mundo se desarrollaron teniendo en cuenta el mercado de habla inglesa. Los teclados QWERTY estándar están diseñados para el alfabeto romano y no se puede acomodar los más de 2.000 caracteres chinos considerados necesarios para alcanzar incluso la alfabetización básica en mandarín.

La popularidad del teclado QWERTY significa que los lenguajes de programación normalmente utilizan el alfabeto romano también. De hecho, el Top 10 lenguajes de programación en el mundo están basados en inglés. Dos de ellos, Python y Ruby, fueron creados en realidad por hablantes nativos holandeses y japoneses, respectivamente, lo que demuestra que los hablantes de inglés no nativos se adaptan para aprender y usar inglés cuando intentan lograr objetivos amplios.

La importancia del inglés en el desarrollo temprano de la tecnología moderna ha consolidado su importancia mundial hoy en día. Cincuenta y seis por ciento de todo el contenido en línea en el mundo está en inglés. El acceso a este contenido y obtener ingresos de él requiere conocimientos de inglés, que tanto las empresas como los consumidores están deseosos de adquirir.

De acuerdo con el EF English Proficiency Index for companies, el inglés es una prioridad para los mercados de más rápido crecimiento del mundo porque es el lenguaje común que las empresas diversas e internacionales utilizan para comunicarse. Por lo tanto, la necesidad de hablar inglés en el lugar de trabajo ha aumentado el número de personas que desean mostrar sus conocimientos de inglés a los posibles empleadores.

Cifra de estimaciones mundiales más de 1.500 millones de personas en todo el mundo están tratando de aprender Inglés. La gran diversidad de esta población — cultural, económica y geográficamente — ha aumentado la demanda de herramientas de capacitación en inglés a las que se puede acceder de manera fácil y económica. Como resultado, estamos viendo una aumento de la demanda para los exámenes de dominio de inglés estandarizados como el TOEFL, IELTS, y ahora el EFSET.

Es importante tener en cuenta que esto no significa que el inglés reemplace a los idiomas locales. Las empresas todavía necesitan servir a los mercados localmente; con la globalización viene una necesidad cada vez mayor de localización.

El reto para las empresas es crear cohesión entre la mano de obra culturalmente distinta. Inglés, a menudo considerado un relativamente lenguaje neutro, actúa como un puente que conecta a los empleados a través de países y culturas, proporcionando un camino para la innovación.

¿Y la mejor herramienta de innovación? Colaboración. Las empresas cuyos empleados pueden trabajar juntos en un idioma común son más eficaz, eficiente y más capaz para trabajar juntos.

Como resultado de ello, empresas de todo el mundo están eligiendo Inglés como idioma oficial de la empresa. El fabricante europeo de aeronaves Airbus es un ejemplo, al igual que la firma japonesa de comercio electrónico Rakuten, la compañía francesa de automoción Renault y la firma coreana de electrónica Samsung. Las empresas más pequeñas que buscan expandirse en la economía global también están invirtiendo en inglés. Estas empresas ofrecen incluso herramientas de formación lingüística para sus empleados.

En un encuesta realizada por The Economist Intelligence Unit, el 90% de los ejecutivos de empresas de todo el mundo informan que si la comunicación transfronteriza mejora en su empresa, entonces las ganancias, los ingresos y la cuota de mercado aumentarían significativamente. Esto, a su vez, los establecería para mejores oportunidades de expansión y menos oportunidades de ventas perdidas. Casi la mitad de los encuestados reconocen que los malentendidos básicos obstaculizaban los grandes negocios internacionales.

¿Qué significa todo esto? El inglés facilita la economía de la innovación porque permite a individuos y empresas de todo el mundo comunicarse y, por lo tanto, colaborar hacia una visión u objetivo común. Imagina si el fundador de Yahoo, Jerry Yang, nunca aprendió más que «zapato». ¿O si Mike Krieger, nativo de Sao Paulo y fundador de Instagram, nunca aprendió inglés para asistir a la universidad en los Estados Unidos. Desde hace unos años, un hombre llamado Andy Grove, un nativo de Hungría, escapó de la Segunda Guerra Mundial y luego encontró Intel. ¿Qué pasaría si las barreras lingüísticas se interpusieran en el camino de estas tecnologías?

Cuando se le preguntó sobre cómo ve el desarrollo de Facebook en los próximos 10 años, Zuckerberg ha dicho que su primera prioridad es conectar el mundo entero.

Estoy con él. Y tener formas comunes de comunicarse y colaborar es un buen comienzo.


Bill Fisher
Via HBR.org


Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.