Los equipos de alto rendimiento no dejan las relaciones al azar

La investigación ha demostrado que los empleados con conexiones cercanas en el trabajo son más productivos, creativos y colaborativos. También están más satisfechos con su trabajo, menos susceptibles al agotamiento y menos probabilidades de irse. Los gerentes pueden crear las condiciones para que las amistades laborales florezcan a través de tres acciones simples. Primero, facilite a los empleados identificar puntos en común. Cuando presente una nueva contratación, comparta detalles coloridos sobre sus intereses personales en su mensaje de bienvenida. Esto mostrará que se preocupa por ellos como personas y les facilitará vincularse con otros que comparten los intereses similares. En segundo lugar, puede resaltar objetivos compartidos. Vuelva a llamar la atención sobre los proyectos que requieren un esfuerzo de equipo o enfatizar cómo sus objetivos solo se pueden lograr trabajando juntos. Finalmente, convierta la tensión en conexión. Los desacuerdos pueden ofrecer mucho valor, que incluyen más soluciones creativas, una mejor toma de decisiones y un mayor rendimiento. Puede convertir los momentos de tensión en conexión al volver a trabajar para trabajar juntos ("Apuesto a que podemos resolver esto"), reconociendo las contribuciones de las personas ("claramente pones mucho trabajo en esto") o valorando su experiencia ("He siempre aprecié su visión de los clientes ").

Los equipos de alto rendimiento no dejan las relaciones al azar

Más de 50,000 líderes se mantienen al día con el futuro de los negocios.

Reportes radicalmente breves que ahorran 2,000+ horas de investigación

Estás aprendiendo en buena compañía

logo amazon
logo salesforce
logo mercadolibre
logo google
logo femsa
logo aeromexico

por Ron Friedman , Ron Friedman

Resumen.   

Las investigaciones han demostrado que los empleados con conexiones cercanas en el trabajo son más productivos, creativos y colaborativos. También están más satisfechos con su trabajo, son menos susceptibles al agotamiento y tienen menos probabilidades de irse. Los gerentes pueden crear las condiciones para que florezcan las amistades en el trabajo mediante tres simples acciones. En primer lugar, facilite a los empleados la identificación de los puntos en común. Cuando presente a un nuevo empleado, comparta detalles interesantes sobre sus intereses personales en su mensaje de bienvenida. Esto demostrará que se preocupa por ellos como personas y les facilitará vincularse con otras personas que comparten intereses similares. En segundo lugar, puede resaltar los objetivos compartidos. Llame la atención sobre los proyectos que requieren un esfuerzo de equipo o haga hincapié en que sus objetivos solo se pueden lograr trabajando juntos. Por último, convierta la tensión en conexión. Los desacuerdos pueden ofrecer mucho valor, incluidas más soluciones creativas, una mejor toma de decisiones y un mayor rendimiento. Puede convertir los momentos de tensión en conexión volviendo a comprometerse a trabajar juntos («Apuesto a que podemos resolverlo»), reconocer las contribuciones de la gente («Está claro que ha dedicado mucho trabajo a esto») o valorando su experiencia («Siempre he apreciado su opinión sobre los clientes»).

• • •

A primera vista, las amistades en el lugar de trabajo pueden parecer triviales, es bueno tenerlas que se diferencia de los objetivos organizacionales tradicionales, como la productividad, la eficiencia y la rentabilidad.

Nada podría estar más lejos de la verdad. Una gran cantidad de estudios revelan eso al alimentar nuestra psicología humana básica necesidad de pertenencia, las conexiones significativas en el lugar de trabajo impulsan muchos de los resultados fundamentales para los equipos de alto rendimiento.

Para empezar, los empleados con conexiones cercanas en el trabajo son más productivo, creativo, y colaborativo. Ellos también informar estar más satisfechos con su trabajo, son menos susceptibles al agotamiento y es menos probable que dejen su organización para dedicarse a otro papel. En otras palabras, no solo contribuyen mejor, sino que proporcionan más estabilidad a un equipo.

Por el contrario, cuando los empleados se sienten desconectados de su equipo o solos en el trabajo, su cráteres de rendimiento. Su capacidad de concentración se deteriora y su disposición a colaborar se desploma. Peor aún, dedican valiosos recursos cognitivos a intentar ocultar su soledad a los demás, dejando menos potencia mental para completar proyectos. En resumen, se vuelven menos capaces de hacer su trabajo.

Una cosa es apreciar lógicamente el valor de las conexiones cercanas y otra saber qué hacer al respecto. Después de todo, ¿qué puede hacer un solo líder para que los compañeros de trabajo se unan?

La respuesta corta es suficiente.

Las investigaciones sugieren que las amistades en el lugar de trabajo no ocurren por casualidad. Florecen bajo ciertas condiciones, muchos de los cuales los líderes pueden diseñar estratégicamente, incluso en un entorno remoto o híbrido. Aquí hay tres estrategias basadas en la evidencia que los líderes pueden utilizar para aprovechar los conocimientos de la ciencia de las conexiones estrechas.

1. Utilice los puntos en común para generar amistades.

Estudios indicar que uno de los motores más fuertes de las amistades es la similitud. Cuanto más tienen en común los trabajadores, ya sea un programa de televisión favorito, un pasatiempo de fin de semana o incluso el mismo cumpleaños, es más probable que hagan clic. En un estudio fascinante de los mejores amigos que permanecieron cerca durante casi 20 años, los investigadores descubrieron que el predictor más fuerte de la unión a largo plazo es el nivel de similitud cuando los amigos se conocen por primera vez.

Los gerentes pueden aprovechar esta información facilitando a los empleados la identificación de puntos en común. La incorporación ofrece la oportunidad perfecta. En lugar de simplemente presentar a los nuevos empleados por su experiencia profesional, considere entrevistarlos para descubrir algunos detalles interesantes sobre sus intereses personales e incluir estos detalles en su mensaje de bienvenida.

Presentar a nuevos miembros del equipo según sus intereses personales los humaniza de inmediato y permite a los miembros existentes del equipo encontrar puntos en común sobre los que puedan vincularse. Además, preguntar por intereses personales demuestra a los nuevos empleados que usted se preocupa por ellos y valora su individualidad. También es un factor diferenciador. En un mundo donde 88% de los empleados creen que el proceso de incorporación de su empresa puede mejorar, diseñar una introducción que siente las bases para la amistad no solo diferencia a una organización, sino que allana el camino para una colaboración más eficaz.

2. Resalte los objetivos compartidos.

Es fácil suponer que los empleados que dependan del mismo gerente se verán a sí mismos como un equipo. Sin embargo, ese no es siempre el caso. Por lo tanto, un aspecto crucial de liderar equipos es garantizar que los empleados vean a sus compañeros no solo como compañeros de trabajo, sino como compañeros de equipo. La pregunta es, ¿cómo?

Los psicólogos sociales lo aprecian durante mucho tiempo objetivos compartidos, o la experiencia de trabajar juntos hacia un objetivo común, apoya el desarrollo de amistades. Y de hecho, los estudios muestran que los trabajadores que ven a sus colegas como algo esencial para su éxito construyan amistades más estrechas, tengan menos desacuerdos y vean su trabajo como más significativo.

El desafío en muchas organizaciones es que los objetivos compartidos suelen ser sorprendentemente difíciles de identificar, especialmente cuando los miembros del mismo equipo trabajan en diferentes proyectos. Es cuando no Siento que nuestros objetivos se alinean con los de nuestros colegas de que somos testigos del surgimiento de camarillas, silos y conflictos.

Y, sin embargo, los objetivos compartidos pueden ofrecer a los líderes una valiosa oportunidad de desarrollar una mentalidad de equipo, incluso cuando la colaboración es limitada. Por ejemplo, los gerentes pueden llamar la atención sobre las formas en que los proyectos requieren un esfuerzo de equipo. Hacerlo puede ser tan simple como destacar una colaboración importante o dar las gracias públicamente a una persona cuyas contribuciones son vitales para el éxito de un equipo pero fáciles de pasar por alto.

Otra opción es hacer hincapié en los objetivos de todo el equipo (como los objetivos y los resultados clave, o los OKR) que solo se pueden lograr trabajando juntos. Según el departamento, los OKR del equipo pueden incluir aumentar las referencias, mejorar el tráfico orgánico u optimizar las puntuaciones de compromiso de los empleados.

Los objetivos compartidos también pueden fomentar la formación de equipos fuera de la oficina, durante las actividades recreativas. Una actividad social bien diseñada puede hacer más que ofrecer una experiencia divertida, puede presentar las condiciones que permiten a los colegas trabajar hombro con hombro hacia un objetivo común. En otras palabras, sáltese la hora feliz de la oficina e invierta en una clase de cocina colaborativa.

3. Convierte la tensión en conexión.

Las investigaciones indican que los desacuerdos en el lugar de trabajo a menudo surgen cuando las personas experimentan una ausencia de parentesco — cuando se sienten infravalorados, no apreciados o perciben una falta de respeto. Cuanto menos conectada se sienta la gente, más probabilidades hay de que interpreten una diferencia de opinión como un desaire personal.

Pero los desacuerdos pueden ofrecer mucho valor si los navega correctamente. Lejos de señalar una disfunción en la oficina, los desacuerdos en el trabajo pueden ceder soluciones más creativas, mejor toma de decisiones y mayor rendimiento.

Los mejores líderes hacen más que desactivar los conflictos, utilizan declaraciones de construcción de relaciones convertir los momentos de tensión en oportunidades para conexiones más profundas. Pueden adoptar la forma de volver a comprometerse con la asociación («Apuesto a que podemos resolverlo»), reconocer las contribuciones de su socio («Está claro que ha dedicado mucho esfuerzo a esto») o valorar su experiencia («Siempre he apreciado su visión de los clientes de esta manera»). El truco está en tranquilizar rápidamente a su colega de que su desacuerdo no tiene nada que ver con su relación, sino que tiene que ver con encontrar la mejor solución.

Si se usan correctamente, las declaraciones de construcción de relaciones pueden hacer mucho más que apagar incendios en las relaciones. Son una herramienta de conversación vital para fomentar la colaboración, expresar aprecio y garantizar que los colaboradores se sientan valorados.

. . .

Durante demasiado tiempo, las amistades en el lugar de trabajo se han dejado al azar. Sin embargo, la investigación es clara: sentirse conectado con nuestros colegas aumenta la productividad, reduce la rotación y fomenta un mejor trabajo en equipo. Como tal, es una herramienta poderosa e infrautilizada para crear equipos de alto rendimiento.

Afortunadamente, las investigaciones indican que los líderes pueden hacer mucho cuando se trata de fomentar las amistades de los empleados. Al utilizar los conocimientos de la ciencia de las conexiones estrechas para promover la unión, el trabajo en equipo y las colaboraciones productivas, cualquier líder puede alimentar la necesidad de su equipo de relacionarse y mejorar el rendimiento.