Liderazgo pionero

Liderazgo pionero

Se ha observado que las mujeres a menudo se promueven a los mejores trabajos durante los tiempos de crisis. Eso fue ciertamente cierto para Christine Lagarde, el líder patoso del Fondo Monetario Internacional, que enfrenta la difícil tarea de tratar de ayudar a estabilizar las economías más asediadas de Europa al proporcionar préstamos con condiciones difíciles adjuntas. Lagarde se hizo cargo […]

Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.



Se ha observado que a menudo las mujeres son ascendidas a puestos de primer nivel en tiempos de crisis. Esto es cierto para Christine Lagarde, la líder pionera del Fondo Monetario Internacional, que se enfrenta a la difícil tarea de tratar de ayudar a estabilizar las economías más asediadas de Europa mediante la concesión de préstamos con condiciones difíciles.

Lagarde se hizo cargo de la institución en 2011, después de que su anterior director gerente, Dominique Strauss-Kahn, renunció abruptamente, habiendo sido acusado de agredir sexualmente a un empleado de un hotel en la ciudad de Nueva York. (El caso fue retirado, pero los fiscales franceses, en otro caso, lo han acusado de instigar a la trata sexual.) Claramente ha devuelto el decoro al FMI.

Hablé con Lagarde en la sede del FMI, en Washington, DC, a finales del verano (véase La entrevista de HBR). Aunque reconoce el papel a veces controvertido que desempeña el FMI en la gestión económica mundial, es evidente que disfruta de asumir complejos desafíos profesionales. Además de ser una figura formidable en el duro mundo de la política francesa, fue la primera mujer presidenta del bufete internacional Baker & McKenzie.

Lagarde es franca en su creencia de que las instituciones deben ser agresivas en la creación de oportunidades en la cima para las mujeres. Ella apoya las cuotas si eso es lo que se necesita para avanzar, y ha instado a sus colegas a mostrar un sesgo a favor de las candidatas femeninas para compensar las restricciones invisibles que ella cree que aún impiden a las mujeres alcanzar el liderazgo corporativo.

Lagarde es un ejemplo excelente de los inspiradores líderes de «triple fuerza» sobre los que Nick Lovegrove y Matthew Thomas escribieron en nuestro número de septiembre: personas que tienen experiencia en el gobierno, el sector privado y la esfera sin fines de lucro. Con sus variados antecedentes, tiene mucho que decir sobre liderazgo, economía y, resulta, natación sincronizada.

Espero que disfruten de la entrevista y todo lo demás en HBR este mes.


Escrito por
Adi Ignatius




Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.