Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.


Becoming the Boss / Convertirse en jefe

Becoming the Boss / Convertirse en jefe

Nuevas reglas para la próxima generación de líderes
por Lindsey Pollak

• • •

Quién debería leerlo

  • Cualquier persona interesada en las startups
  • Jóvenes en puestos de liderazgo
  • Cualquier persona que estudie empresariales

 

Sobre Lindsey Pollak

Lindsey Pollak es una experta en temas relacionados con el lugar de trabajo y la generación del milenio y ha sido consultora para clientes corporativos como LinkedIn, donde ahora es embajadora oficial. Es autora de Cómo pasar de la universidad a la carrera profesional: Your Essential Guide to Succeeding in the Real World, y sus consejos han aparecido en medios de comunicación de renombre como CNN, The Wall Street Journal y The New York Times.

Sobre el libro

Cómo ser el jefe presenta los posibles obstáculos para los líderes en nuestra era moderna y algunos consejos útiles sobre cómo afrontarlos. Pollak explica algunos principios fundamentales que ayudarán a cualquiera, no sólo a convertirse en líder, sino a destacar en su nuevo papel. Pollak también resume algunas de las nuevas mejores prácticas para dirigir a los empleados y aconseja sobre la creación de redes profesionales y el crecimiento personal.

 

• • •

Aprende a convertirte en un gran líder en el mundo empresarial moderno.

Adoramos a los grandes líderes empresariales del pasado, ¡y con razón! Personajes como Steve Jobs o Bill Gates son modelos que todos deberíamos seguir.

Sin embargo, además de aprender de ellos, tenemos que darnos cuenta de que lo que les funcionó en el pasado puede no funcionar hoy. El mundo empresarial moderno es único. En primer lugar, la tecnología cambia constantemente, lo que significa que la forma en que nos comunicamos y aprendemos está en constante movimiento. En segundo lugar, la fuerza de trabajo moderna es como ninguna otra fuerza de trabajo anterior. Compuesta por los Millennials, personas nacidas entre 1980 y 2000, tiende a ser de jóvenes profesionales conocedores de la tecnología, autodeterminados y preparados, que trabajan en muchos empleos al mismo tiempo.

Entonces, ¿qué significa este panorama si quieres ser un líder?

Significa que necesitas desarrollar habilidades de liderazgo que se centren en la naturaleza específica del mundo moderno. Estas ideas te ayudarán a hacerlo.

Estas ideas muestran

  • por qué liderar a otros empieza por liderarte a ti mismo;
  • por qué deberías solicitar puestos de trabajo que no tienes esperanza de conseguir; y
  • por qué deberías dedicar una parte de la semana laboral a desmarcarte de las fotos de Facebook.

Para ser un gran líder, tienes que liderarte a ti mismo.

¿Qué es un líder? Alguien que está a cargo de mucha gente, ¿verdad? Claro, pero hay otro aspecto del liderazgo que es igual de importante.

Además de guiar a los demás, tienes que ser capaz de liderarte a ti mismo: lo que significa que puedes estructurar y organizar tu vida y tu trabajo tan bien como el de un equipo.

Las siguientes tres estrategias te ayudarán a liderarte a ti mismo.

Primero, ¡no te asustes! Los entornos empresariales modernos pueden ser volátiles. Con los avances tecnológicos y las nuevas ideas que proliferan a nuestro alrededor, seguro que hay momentos en los que sientes miedo. Esa preocupación es una reacción normal, por lo que aprender a manejarla es importante.

Una estrategia es preguntarse: “¿Quiero esto más de lo que me da miedo?”. ¿Quieres fundar tu propia empresa más de lo que temes fracasar, perder dinero y volver a vivir con tus padres? Si la respuesta es afirmativa, ve a por ello, ya que los pros superan a los contras.

Otra forma de trabajar tu liderazgo es desarrollar tu creatividad.

Si quieres convertirte en un ingeniero automovilístico de éxito, no basta con ser un experto en tu campo, como antes. También debes estar familiarizado con otros campos de especialización como la informática, el diseño o incluso las prácticas empresariales básicas. Estar familiarizado con los campos auxiliares te permitirá ver las relaciones entre diferentes informaciones y te ayudará a generar ideas creativas.

La tercera estrategia es aprender más y trabajar más.

Para ello, debes evaluar tu nivel de conocimientos. ¿Qué habilidades necesitas mejorar? Examinar los perfiles de LinkedIn de personas cuya carrera admiras puede ayudarte a determinar dónde debes seguir aprendiendo.

“Lo bien que eres capaz de liderar a otras personas empieza, en primer lugar, por lo bien que te lideras a ti mismo”

Debes construir tu marca personal siendo visible, diferente y coherente.

Hoy en día, cada vez somos menos los que trabajamos para una sola empresa. La mayoría tenemos múltiples funciones y buscamos constantemente más y más.

Para ser un fuerte aspirante a nuevos puestos, tienes que convertirte en el CEO de ti mismo. Esto significa elaborar tu propia marca y asegurarte de que destacas entre tus competidores.

Entonces, ¿cómo crear una marca personal?

(1) Sé tan visible como puedas, ya que la gente tiene que poder reconocer quién eres. Intenta hacer apariciones regulares en cafeterías, espacios de co-working y, si es posible, en eventos de los medios de comunicación o del sector.

(2) Diferénciate de los que ofrecen servicios similares.

Haz que la gente pueda diferenciarte fácilmente de los demás. ¿Tienes un punto de venta único? Tener áreas en las que realmente brillas te ayudará. Quizá seas un experto en literatura clásica o en la China moderna. Tener algún tipo de experiencia única te hará mucho más atractivo para los clientes potenciales.

(3) Tienes que ser coherente para crear una reputación positiva; trata a la gente por igual y muestra un comportamiento uniforme. Los empleados valoran ese tipo de actitud predecible porque les permite saber qué esperar.

Entonces, ¿qué puedes hacer para promover tu marca personal? Preséntate de forma convincente para establecer una base de confianza y autoridad. Para ello, crea un pitch elevador. Es decir, inventa una forma de describirte a alguien en 30 segundos. ¿Qué puntos importantes sobre ti deben conocer los demás? Hacer esto te ayudará a venderte a ti mismo y a tus habilidades de forma efectiva a los demás.

Una vez que hayas creado tu marca personal fuera de Internet, utilizando estas directrices, estarás listo para crear tu marca online.

Conoce qué redes sociales son importantes para tu negocio, y cómo presentarte en ellas.

Si quieres ser un líder eficaz, necesitas el respeto de quienes te rodean. En el mundo moderno puede ser difícil de controlar cuando la gente te etiqueta constantemente en las fotos de las redes sociales.

Tiene sentido, por tanto, que te esfuerces en asegurarte de que no hay fotos embarazosas tuyas disponibles en Internet.

Obviamente, desmarcarte de las fotos que preferirías que la gente no viera en Facebook u otras redes sociales es una buena práctica. Las fotos de borrachos, las fotos subidas de tono o las fotos en las que estás haciendo algo ilegal pueden volver a perseguirte en futuras funciones profesionales. Recuerda que siempre puedes solicitar educadamente que la persona que ha publicado una foto tuya la elimine.

Por supuesto, esto no significa que las redes sociales sean malas. También pueden hacer maravillas para tu propia marca. Lo que necesitas saber es cómo utilizarlas.

Las redes sociales están por todas partes hoy en día, con algunas que son independientes de tu profesión y otras que dependen de ella. LinkedIn, por ejemplo, es ventajosa para casi cualquier profesión.

En la industria del entretenimiento, Twitter, Facebook e Instagram son herramientas útiles, ya que te permiten promocionarte entre una gran multitud.

Dado que LinkedIn es útil para casi cualquier profesión, haz que tus titulares sean lo más específicos posible para que los demás puedan centrarse en lo que ofreces. En lugar de escribir “gerente de proyectos”, podrías escribir “gerente de proyectos tecnológicos / apasionado de los grandes datos / con experiencia en startups y en empresas de la lista Fortune 500”. De este modo, es más fácil que la gente se entere rápidamente de tu existencia.

Cuando estés satisfecho con tu perfil, pide a un amigo o colega que lo revise y te dé su opinión.

Ser un buen líder significa comunicarse bien con otras personas.

Si no sabes cómo hablar con los demás, puedes renunciar a ser un líder en tu carrera

Para comunicarte como un líder, hay dos cosas que debes saber.

Primero, ¡no se trata de ti! Al contrario de lo que puedas pensar, los líderes no son egocéntricos. En un estudio, investigadores de la Universidad de Texas descubrieron que los líderes utilizan menos la palabra “yo” que los no líderes.

Por lo tanto, ten cuidado con hablar demasiado de ti mismo. Además, debes centrarte en tus empleados para mantenerlos motivados. Centrarte en ti mismo hace que te resulte más difícil captar las necesidades de tus empleados.

Segundo, evita la infracomunicación.

Una encuesta realizada por la empresa estadounidense Accountemps entre gerentes de recursos humanos reveló que la falta de comunicación abierta y honesta era más perjudicial para la moral del personal que la microgestión o la gran carga de trabajo. Así que, en caso de duda, es mejor comunicar mucho que poco.

También hay que tener en cuenta que no se trata sólo de cuánto comunicas. También se trata de cómo lo haces.

Hay múltiples formas de comunicar la información y es clave calibrar la mejor forma para tu oyente.

Si la información es extremadamente positiva, negativa, privada o confidencial, habla cara a cara con tu empleado para evitar malentendidos. Compartir las buenas noticias en persona puede impulsar significativamente tu relación con el empleado.

Si hay una cantidad considerable de información que necesitas transmitir, utiliza el correo electrónico. La gran ventaja del correo electrónico es que la información no se puede perder.

Si necesitas una respuesta rápida a la información que estás dando, opta por una llamada telefónica o una herramienta de mensajería instantánea.

Como líder, saber qué decir a tus empleados y qué canal elegir es vital. El siguiente parpadeo te dará más consejos para comunicarte bien.

“Cada comunicación es única y los matices lo son todo”

Utilizar los nombres de las personas, saber manejar las preguntas difíciles y no cotillear nunca son habilidades de liderazgo esenciales. “

Ninguno de nosotros nace con habilidades de comunicación perfectas, pero cualquiera puede aprender a convertirse en un gran comunicador. Por suerte, las habilidades necesarias son bastante sencillas y los siguientes consejos te ayudarán.

Empecemos por lo más básico.

Una habilidad obvia, pero que a menudo se pasa por alto, es simplemente recordar el nombre de la persona con la que hablas. Decir su nombre es una herramienta de persuasión fácil y poderosa, ya que todos apreciamos que se dirijan a nosotros por nuestro nombre. Esto también significa comprobar dos veces los nombres que incluyes en tus correos electrónicos. Cometer errores con los nombres aquí puede salirte caro y hacer que la gente piense que no te interesan.

Otra habilidad básica es establecer contacto visual con la persona a la que te diriges, ya que transmite confianza.

Además del contacto visual, tu confianza se transmite cuando respondes bien a una pregunta de la que no tienes ni idea de la respuesta correcta.

Es imposible saber la respuesta correcta a todas las preguntas que alguien pueda hacerte. Para manejar estas situaciones y crear respeto y credibilidad al mismo tiempo, puedes responder de una de estas tres maneras:

  1. Referirte a otra persona que pueda saber la respuesta;
  2. Por favor, no te preocupes.
  3. Defiende la pregunta diciendo “Ya te llamaré”; o
  4. Pide a la persona que sea más específica. Esto último puede ayudarte a responder tú mismo a la pregunta en el momento.

Se trata de un problema de salud pública, pero no de un problema de salud pública.

Por último, como entienden todos los grandes líderes, evita los cotilleos.

Aunque los cotilleos parecen ser una práctica universal, participar en ellos puede ser perjudicial. Hablar de los demás a sus espaldas, sobre todo si eres un líder, te hará parecer poco sincero y erosionará tu integridad.

Los gerentes, tanto los nuevos como los antiguos, deben estar preparados para enfrentarse a un entorno empresarial en constante cambio.

Es posible que hayas notado una tendencia últimamente: los gerentes son más jóvenes. No es de extrañar, pues, que haya bastantes gerentes jóvenes que se sientan intimidados por su condición de líderes. Pero ¡no te preocupes! Los siguientes consejos te ayudarán a adaptarte a tu nuevo puesto.

En primer lugar, es completamente normal sentirse inseguro por ser gerente por primera vez. Un estudio realizado en 2014 por Deloitte reveló que sólo el 36% de los líderes de la generación del milenio se sentían preparados cuando empezaron a desempeñar su función. Así que no estás solo.

A continuación, es importante avanzar pronto si quieres establecer una buena relación con tus empleados. Por ejemplo, ¿puedes suprimir un informe “obligatorio” poco popular? Cambios menores como éste pueden ayudar, y si puedes encontrar un nuevo contacto, cliente o financiador, ¡aún mejor!

También deberías perfeccionar tus habilidades de motivación. Una estrategia eficaz para motivar a los empleados es mostrar interés por su desarrollo personal. Pregúntales dónde quieren estar dentro de cinco años y cómo puedes ayudarles a alcanzar sus objetivos.

A continuación, asegúrate de estar preparado. Por mucha experiencia que tengas, el mundo que cambia rápidamente puede atraparte si no estás atento.

Observa las tecnologías que utiliza tu empresa; ¿utilizas servicios de documentos compartidos, como Dropbox? ¿Qué herramienta de gestión de las relaciones con los clientes utilizas?

Otro cambio importante en el mundo empresarial es la diversificación cultural. Como gerente, debes saber cómo dirigir a personas de diferentes culturas. Por tanto, la conciencia cultural es primordial.

Una forma de aprender sobre otras culturas es simplemente preguntar. Normalmente, la gente de otros países agradecerá la oportunidad de hablarte de su cultura y de cómo se llevan a cabo los negocios allí.

“Estás pasando de un nivel de maestría en tu papel de colaborador individual a un nivel de principiante en tu papel de gerente”

El Networking gira en torno a llegar a la gente y utilizar los medios sociales de forma eficaz. “

Conocer y aprender de personas que tienen más experiencia que tú es una gran forma de avanzar en tu carrera. ¿Cómo puedes ponerte en contacto con ellos? Ampliando tu red de contactos

Más concretamente, tienes que ser capaz de redar. Es decir, tienes que conectar con aquellos de tu sector que poseen los conocimientos y la experiencia que te gustaría tener. Puedes hacer networking up superando tu zona de confort de networking, asistiendo a reuniones con personas más veteranas y experimentadas.

Digamos que quieres convertirte en empresario. ¿Qué te parece ir a una reunión como la de la Organización de Jóvenes Presidentes o el Consejo de Jóvenes Empresarios, donde puedes mezclarte con algunos de los directores generales y líderes empresariales más consumados? Aunque estar entre tanta gente con experiencia y éxito puede parecer inicialmente intimidante, te proporcionará valiosos contactos y conocimientos.

Una regla de networking especialmente valiosa es “aceptar siempre la reunión”.

Por ejemplo, cuando busques trabajo, solicita también trabajos que no cumplan del todo tus expectativas. En ocasiones, acudir a una entrevista de trabajo puede ofrecerte nuevas oportunidades de las que no eras consciente. Puede que haya otro puesto en la empresa que se ajuste mejor a tus intereses o experiencia, o puede que la empresa se ponga en contacto contigo en un par de meses si encuentra un puesto diferente que cree que es ideal para ti.

Otra habilidad importante para el networking es saber utilizar las redes sociales de forma profesional.

Cuando quieras añadir contactos profesionales en LinkedIn, por ejemplo, escribe una breve introducción sobre ti, en lugar de decir simplemente “Quiero añadirte a mi red profesional”. Puedes mencionar de dónde conoces a esa persona, por qué la añades e incluso los proyectos en los que estáis trabajando actualmente. Cuantos más detalles añadas, más probabilidades tendrás de llamar su atención.

Conclusiones

El mensaje clave de este libro:

El mundo de los negocios está cambiando rápidamente y el liderazgo está cambiando con él. Para ser un líder eficaz, familiarízate con los fundamentos del liderazgo, como la forma de dirigir a los empleados, utilizar las habilidades de networking adecuadas y presentarte de la mejor manera posible.

Consejos Accionables:

Para evitar el agotamiento, prioriza

En esos días en los que tu agenda está a rebosar, tómate 15 minutos para priorizar lo que es realmente importante. Por ejemplo, a veces dejar un correo electrónico importante sin responder durante unas horas mientras asistes a una reunión de trabajo crucial es un mejor uso de tu tiempo.

Gestiona el estrés aceptándolo y respirando

Acepta el estrés en lugar de resistirte a él. Resistirse a él lo empeorará. Y recuerda respirar profundamente. Esto ya lo sabes, pero ¿lo haces realmente? Después de hacer tres respiraciones profundas, empezarás a notar cómo tu cuerpo se relaja.

No tengas miedo a la hora de cambiar de trabajo.

En algún momento de tu carrera, te preguntarás si debes seguir con tu trabajo actual o cambiar de rumbo. Para decidirlo, piensa en tus sueños de la infancia. ¿Estás en camino de cumplirlos? Si crees que te has desviado del camino, deberías considerar seriamente la posibilidad de cambiar de trabajo.

Sugerido más lecturas: Adaptarse de Tim Harford

El mundo es complejo e impredecible, desde el funcionamiento interno de la humilde tostadora hasta los innumerables problemas a los que se enfrenta la propia existencia de la humanidad. En lugar de aplicar los medios tradicionales para abordar los problemas y gestionar las organizaciones, debemos utilizar el método de ensayo y error. Sólo experimentando, sobreviviendo a los inevitables fracasos y analizando los propios fracasos, seremos capaces de adaptarnos a los entornos complejos y cambiantes en los que nos encontramos.

¿Tienes comentarios?

¡Seguro que nos encantaría saber lo que piensas de nuestro contenido! Sólo tienes que enviarnos un correo electrónico a libros@path.mba con el título de este libro como asunto y compartir tus opiniones.