Las API no son solo para empresas tecnológicas

Para las empresas más pequeñas, pueden ser esenciales para desbloquear el nuevo valor durante una transformación digital.

Las API no son solo para empresas tecnológicas
Resumen.

Las API son los pilares de la transformación digital, pero determinar qué API desarrollar y qué productos y soluciones habilitarán requiere una mentalidad digital. No es necesario ser una empresa tecnológica para aprovechar los beneficios de las API, y estas beneficiarían especialmente a las pequeñas y medianas empresas que ahora luchan por llegar a las audiencias digitales a través de redes publicitarias y mercados de comercio electrónico saturados y estrictamente controlados. Las API les permitirían ofrecer productos y servicios más fácilmente a través de plataformas emergentes, desagrupar y reagrupar sus competencias básicas y descargar competencias no esenciales a proveedores externos. Las empresas que han tenido más éxito con las API muestran patrones de pensamiento y prácticas comunes, algo que los autores llaman las «formas de la API». Presentan tres de los patrones más impactantes.


Las interfaces de programación de aplicaciones, más conocidas como API, son el corazón de las empresas digitales más exitosas, ya que impulsa todo, desde el negocio en la nube de Amazon hasta los anuncios de Google y los me gusta de Facebook. Las API permiten experiencias móviles, conectan a las empresas en la web y habilitan modelos de negocio de plataforma. La idea de un» Economía API», en la que las API crean nuevo valor para las empresas, tiene más de una década de antigüedad y muchas empresas establecidas consideran correctamente las API como clave para desbloquear sus transformaciones digitales. Pero no son solo los gigantes digitales los que pueden beneficiarse de las API.

Si bien vivimos firmemente en la era digital, las empresas cuyo éxito fue anterior a la web han tenido dificultades para adaptarse al paradigma del negocio digital, hecho subrayado por la urgente necesidad de transformación digital generada por el Pandemia de covid-19. Estas empresas fueron diseñadas para negocios pre-web, y los modelos mentales de sus líderes existen dentro de esas estructuras. Para transformar digitalmente sus negocios, los líderes necesitan transformar su propia mentalidad para liderar las organizaciones digitales.

Jeff Lawson, CEO y cofundador de Twilio, escribió recientemente sobre la importancia de adoptar la entrega de software como competencia básica para todas las empresas. Esto es cierto, pero al mismo tiempo, no será suficiente para, digamos, que una empresa de logística inicie el código de envío en lugar de enviar el flete. Los líderes necesitan aprender a crear soluciones digitales, pero lo que es más importante, deben asegurarse de que están construyendo las correctas.

El propio Twilio presenta un caso interesante. Nacidos tras el lanzamiento del iPhone y la App Store de Apple, alcanzaron el oro digital centrándose en una necesidad muy específica: la necesidad de los desarrolladores de aplicaciones de aprovechar los servicios de operador de un smartphone como voz, texto y facturación. Desde entonces han logrado estado unicornio, se hizo pública, e incluso recientemente hizo 3.200 millones de dólares adquisición. Los productos principales que satisfacían esta demanda e impulsaron este crecimiento fueron las API web.

No es necesario ser una empresa tecnológica para aprovechar los beneficios de las API; la oportunidad existe en todos los sectores. Algunos sectores se ven obligados a ofrecer API debido a la regulación (como la sanidad y la banca), mientras que otros se ven impulsados por la interoperabilidad de la industria (como las telecomunicaciones) o la disrupción (como el comercio minorista, los medios de comunicación y el entretenimiento).

Una transformación hacia las API beneficiaría especialmente a las pequeñas y medianas empresas que ahora luchan por llegar al público digital a través de redes publicitarias y mercados de comercio electrónico saturados y estrictamente controlados. Las API les permitirían ofrecer productos y servicios más fácilmente a través de plataformas emergentes, desagrupar y reagrupar sus competencias principales y descargar competencias no esenciales a proveedores externos (como el uso de Google Maps, Stripe, Twilio y Amazon Web Services por parte de Lyft).

Cualquier empresa con un sitio web o una aplicación móvil ya tiene mucho de lo que se necesita para ofrecer API, pero no basta con abrir las API en la web de forma arbitraria. Las empresas que han tenido más éxito con las API muestran patrones de pensamiento y prácticas comunes, algo que llamamos «formas de la API». A continuación se presentan tres de los patrones más impactantes.

La forma de desagregación: desmantelamiento y reconstrucción de las capacidades empresariales a través de las API

Jeff Bezos publicó un edicto corporativo alrededor de 2002, exigió que, a partir de ese momento, todos los equipos de productos debían exponer sus datos y funcionalidad a través de las API. No solo eso, insistió en que los equipos eran sólo permitidos comunicarse entre sí a través de estas API. Fue un paso extremo destinado a promover la autonomía del equipo y la agilidad del producto. Pasaron unos años antes de que el mandato se afianzara, pero creó una plataforma de crecimiento sin precedentes. Como resultado del mandato, Amazon descompuso sus servicios de aprovisionamiento de infraestructura interna a través de interfaces compatibles con la web y pudo lanzar la que ahora es su unidad de negocio más rentable: AWS.

Funcionalidad del software de desagregación en capacidades empresariales accesibles por API es un sello distintivo de las principales empresas digitales. A continuación, reagrupan estas capacidades para ampliar su alcance o abrir nuevos segmentos de clientes. Las API ayudaron a Netflix a alcanzar la ubicuidad de la pantalla y aceleraron el paso de Uber hacia la entrega de alimentos. Pero las empresas no tecnológicas que desean avanzar al ritmo de los negocios digitales también deben seguir el «camino de desagregación de la API». Por ejemplo, cuando la pandemia azotó a Australia, la Patología Sanitaria de Nueva Gales del Sur pudo infraestructura de pruebas de pie dentro de dos semanas para admitir cientos de miles de pruebas y comunicar sus resultados gracias en gran parte a sus servicios de software ya desagregados y habilitados para API.

El camino de afuera hacia adentro: diseño y desarrollo teniendo en cuenta a los consumidores de API

Stripe entró en un mercado de pagos abarrotado en 2010. Al identificar a los desarrolladores de aplicaciones móviles como un segmento de clientes desatendido, Stripe se centró en ofrecer las API más útiles y utilizables posibles. Funcionó. Stripe tiene cerca del 20% de los pagos online cuota de mercado (un número que está creciendo), y la empresa está valorada en más de 100.000 millones de dólares. Uno de los pilares de su éxito ha sido el compromiso inquebrantable de diseñar sus productos de forma externa desde la perspectiva del consumidor. En otras palabras, se ponen en el lugar de sus consumidores (en este caso, de los desarrolladores), y luego crean interfaces intuitivas y eficientes para los desarrolladores que crean aplicaciones que usan la API y proporcionan documentación y herramientas para apoyarlos.

Muchas empresas de rápido crecimiento pueden sobrecargar a sus consumidores con demasiadas características de productos a medida que incorporan otras nuevas al mercado. Stripe ha evitado este problema al evolucionar continuamente sus productos API a agiliza la experiencia del desarrollador. Esto» trabajos por hacer» pensar es otra característica importante de cómo las empresas digitales de éxito utilizan las API. Una empresa no tecnológica que aplicó este enfoque es Pilot Flying J, una cadena de paradas de camiones norteamericana. Mediante la digitalización de capacidades tales como reservas duchas, la disponibilidad de estacionamiento y el abastecimiento de combustible prepago a través de las API, permitieron a los desarrolladores de aplicaciones móviles empaquetar estos servicios de forma rápida y cómoda para sus clientes: los camioneros. Para fidelizar a los desarrolladores que crearán las aplicaciones que proporcionan los puntos de contacto digitales para sus clientes, las empresas deben seguir esta «forma externa de la API».

La forma del ecosistema: cultivar un ecosistema digital con API

Twilio inventó un nuevo modelo de negocio para la economía de las aplicaciones. Reconociendo que los desarrolladores de aplicaciones querrían servicios de baja fricción y cobertura global, Twilio se convirtió en minorista de las API mayoristas de los operadores. ¿De dónde viene ese reconocimiento?

Tomando prestado otro concepto de Clayton Christensen, Twilio concibió la «red de valor» para las aplicaciones móviles, el ecosistema digital dentro del cual existirían las aplicaciones. Al analizar las distintas partes interesadas (usuarios de aplicaciones, desarrolladores de aplicaciones, proveedores de servicios externos) y los intercambios de valor entre ellos, Twilio identificó un vacío que podría llenarse (combinando y acelerando los servicios de los operadores) en beneficio de todos los miembros del ecosistema. Twilio ayudó a poner servicios útiles en aplicaciones para los usuarios de aplicaciones, a aumentar el tiempo de entrega de los desarrolladores y a aumentar el consumo de los servicios de los operadores.

Los innovadores digitales utilizan el pensamiento ecosistémico para trazar estrategias de crecimiento sostenible y utilizan las API como conductos para el intercambio de valor dentro de la red de valor. Las empresas que quieran mantenerse lo suficientemente adaptables para sobrevivir y prosperar en la economía digital deberían adoptar esta «forma ecosistémica de la API». Por ejemplo, Airbus reconoció un problema en la industria de la aviación en el que los datos críticos de vuelos y operaciones estaban encerrados en silos. Al ser proveedor de la mayoría de las aerolíneas y, por lo tanto, tener relaciones sólidas en todo el ecosistema, Airbus lanzó una plataforma de datos habilitada para API llamada Skywise para ayudar a las aerolíneas a reducir los problemas de mantenimiento y evitar retrasos técnicos.

Un levantamiento pesado, pero no necesariamente costoso

Un modelo mental es una de las cosas más difíciles de cambiar para un líder, pero no tiene por qué ser lo más caro. Proyectos IDC que las organizaciones gastarán 6,8 billones de dólares en transformación digital entre 2020 y 2023. Las grandes empresas que financian programas de transformación pueden alinear sus gastos ya presupuestados con estos nuevos enfoques.

Las empresas de sectores en los que se están implementando normativas y estándares relacionados con las API (PSD2 en servicios financieros, FHIR en salud, API abiertas de TM Forum en telecomunicaciones) pueden utilizar sus iniciativas de cumplimiento normativo para obtener ventajas estratégicas. Las empresas más pequeñas, cuyo enfoque en el cliente y el producto es más especializado, podrían tener una ventaja de agilidad al desagrupar sus capacidades, diseñar para sus consumidores y aprovechar las oportunidades en sus respectivos ecosistemas. La belleza de trabajar con bloques de construcción digitales es que no tienes que demoler la antigua fábrica y construir una nueva.

La mejor manera de empezar con las API y el pensamiento de API es empezar poco a poco e iterar. Forme un equipo pequeño e interdisciplinario de expertos en tecnología y negocios. Utilice la forma externa para analizar las experiencias de los clientes e identificar oportunidades digitales. Utilice la forma ecosistémica para definir los modelos de negocio objetivo y las dependencias externas. Por último, utilice la forma de desagregación para definir las capacidades y la infraestructura habilitadas para API necesarias para ofrecer soluciones innovadoras. Mida, aplique el aprendizaje y repita. Este enfoque puede permitir a la organización innovar con bajo riesgo y bajo costo neto. La inversión inicial requerida sería financiación para el equipo, más dinero para infraestructura específica de API. Es probable que esto se encuentre en los presupuestos de transformación digital existentes. El gasto puede aumentar en consonancia con el valor empresarial entregado, lo que evita que la organización haga una apuesta demasiado grande demasiado pronto.

Se requiere mucho trabajo para naturalizar una empresa establecida para la economía digital. Pero todo ese trabajo será en vano si el pensamiento no cambia primero. Las API son los pilares de la transformación digital, pero determinar qué API desarrollar y qué productos y soluciones habilitarán requiere una mentalidad digital. Los pioneros digitales han creado una plantilla para el éxito. Las organizaciones adherentes deben prestar atención al cómo y al por qué, además del qué.

Te pueden interesar

Newsletter

Avanza tu carrera profesional, con el resumen semanal de las publicaciones, un libro de negocio resumido en 10 minutos y entrevistas con líderes de negocio.