La energía solar, el posible refugio para los trabajadores del carbón

La economía global se encuentra en un proceso masivo de transición deun sistema energético basado en los combustibles fósiles a otro que utilice energías renovables cada vez más sofisticadas.Sin embargo,para las decenas de miles de personas en Estados Unidosque trabajan en el sector de los combustibles fósiles, este cambio en la industria energética no es tanprometedor.Concretamente para los trabajadores del carbón, el futuro se presenta aciago. No obstante, la investigación que llevé a cabo con la ayuda de Edward Louie, de la Universidad Estatal de Oregón (EE.UU.) refleja la esperanza de un futuro mejor basándose en el reciclaje profesional de los trabajadores. Nuestroestudio(publicado en la revistaEnergy Economics) cuantificaba los costes y los beneficios de reciclar trabajadores del carbón para incorporarlos a la floreciente industria fotovoltaica solar, además de explorar diferentes maneras de financiar este proceso.

En primer lugar, hablemos un poco del contexto de la industria del carbón. La rentabilidad de las centrales eléctricas de carbón ha ido descendiendo a la par que eluso de carbón ha caído drásticamente desde 2007, una tendencia que se espera siga igual. Esta baja rentabilidad ha provocado fuertes recortes en las plantas de carbón. LaAdministración de Información sobre la Energía de EE.UU.señala que entre 2010 y 2012 se retiraron 14 gigavatiosde la capacidad creada por las centrales de carbón, y se prevé que para 2020 se haya retirado un total de 60 gigavatios. Lo que no mencionan estos fríos números del Gobierno es el efecto que tendrásobre los trabajadores del carbón y sus familiasa medida quecierren las minasy las principales empresas del sector quiebrenunatras otra. Incluso la mayor empresa privada de carbón, Peabody Energy,se declaró en bancarrotael pasadomes de abril. Y mientras los que invierten en carbón han huido en masa para hacerloen empresas e industrias más rentables, los trabajadores del sector se han quedado tirados con sus finiquitos ylas hipotecas de unas casas que les costará vender en undesolado páramo de carbón. Es evidente queel carbón ya no es una forma competitiva de generar energía.

El único sector energético que está en auge,y a un ritmoincreíble,es la industria solar.Y además, busca mano de obra.

Durante décadas, la industria solar ha competido contra las generosassubvencionesque recibía el carbón. Pero debido a lacaída de los precios de la tecnología solar, la adopción de estetipo de energía está creciendo rápidamente. Bloomberg informa quelaindustria solar estadounidense batió un récord durante el primer trimestrede 2016,y por primera vez, lideró la generación de nueva energía. La industria solar de EE.UU.está generando muchísimo empleo, contratando trabajadores 12 veces más rápido que la economía general. A fecha de noviembre de 2015, la industria solar contaba con208.859 trabajadoresen EE.UU., lo que ya supone una cantidad superior a los cerca de 150.000 trabajadores que trabajan en la industria del carbón. Aunquees importanteseñalar que estas cifras están muy limitadas por los datos disponibles,se puede asumir con seguridad que hay muchos más trabajadores solares en EE.UU.hoy que haceunos años,a la vez que muchos menos trabajadores del carbón que en 2014.

Nuestroestudioreveló que este crecimiento de los empleos en el sector solar y fotovoltaico podría ser beneficioso para los trabajadores del carbón, ya queel sector solar podría absorber los despidos de la industria del carbón durante los próximos 15 añoscon trabajos a jornada completa.

Utilizando los datos de la Oficina de Estadística Laboral de EE.UU., analizamos los puestos de trabajo actuales de la industria del carbón (lo que incluye ingenieros, mineros, trabajadores de centrales eléctricas y cargos administrativos), el conjunto de habilidades necesarias para cada uno (por ejemplo, titulación específica y experiencia laboral), y el sueldo medio de cada puesto. Para cada uno de estos puestos, determinamos la equivalencia más próxima respecto al cargo y al salario. Por ejemplo,un ingeniero de operaciones del sector del carbón podría reciclarse como técnico de fabricación solar y aumentarsusueldo un10%. De forma similar, los trabajadores con explosivos, los gestores de normativas y dinamiteros de la industria del carbón podrían emplear su compleja experiencia en seguridad para aumentar su formación y convertirse en técnicos comerciales solares y ganar un 11% más de media.

Nuestros resultados indican queexiste una amplia variedad de oportunidades de empleo en la industria solar, y que las retribuciones anuales suponen un atractivo en cualquier nivel formativo. Incluso aquellos puestos poco cualificados obtendrían un sueldo digno: por ejemplo, los conserjes de la industria del carbón podrían beneficiarse de un aumento del 7% en su sueldo si se convirtiesen en montadores mecánicos de la industria solar. En general, descubrimos que después de reciclarse,los trabajadores técnicos obtendrían más beneficios en el sector solar que los que teníanantes con el carbón.Sin embargo, los directores, y particularmente los ejecutivos, ganarían menos.

Al identificar las habilidades exigidas que deben aprenderse y los diferentes programas educativos disponibles,también fuimos capaces de calcular el tiempo y la inversión que se necesitapara reciclar a un trabajador. La mayoría de los trabajadores del carbón no podían entrar a trabajar en la industria solar sin más; necesitarían algo de formación. Aunque ciertos cargos requerían menos formación (por ejemplo, un ingeniero de estructurasde la industria del carbón no necesitaría nueva formaciónpara ocupar el mismo puesto en la industria solar). Yen el caso de algunos trabajadores del carbón, el proceso de reciclaje consistiría solamente en un breve cursoo en una formación en el puesto de trabajo.

Los cargos más altos, sin embargo,necesitarían más formación.Ciertos puestos de ingeniería en el ámbito de la energía solarexigen un título universitario de cuatro años, el cual podría costar entre 18.000 y más de 136.000 dólares (entre 16.200 y 122.000 euros) en función de la universidad y dentro del sistema estadounidense.

Nuestro informe incluyeapéndicesque pueden ayudar a que los trabajadores actuales del sector del carbón encuentren el puesto que más se ajustaría a su perfil en la industria solar, así como la formación que necesitarán. No obstante, hay que señalar que los costes y las universidades específicas son solo ejemplos, nada más.

Los resultados del estudio muestran que una inversión relativamente pequeña (desde 180 millones hasta 1.800 millones de dólares, o lo que es lo mismo, 161 millones o 161.500 millones de euros,según la situación sea mejor o peor) en reciclajepermitiría que la gran mayoría de los trabajadores del carbón de EE.UU. pudiesen desplazarse a puestos similares en el sector solar. Evidentemente, los tiempos de formación dependerán del tipo de trabajo y de la experiencia previa.

Nuestro informe evaluaba cuatro maneras de financiar esaformación.La primera de ellas consistía en que los trabajadores la pagasen. En segundo lugar, las empresas podrían pagar el reciclaje de sus empleados antes de despedirles. Hay varias razones por las que los empresarios querrían considerar esta opción: ya sea porque sienten la obligación de cuidar de sus empleados, porque están diversificando su cartera de energías renovables del mismo modo que han hecho algunaspetroleraspara ser más resilientes, o bien porque quieren mejorar su imagen pública.Solo se necesitaría el 5% de los ingresos anuales de una empresa del carbón para conceder “becas” a sus trabajadores que pagasen completamente una formaciónde reciclaje.La tercera forma de financiación que encontramos consistía en que cada estado ofreciese programas de transición “del carbón al sol”. Por último, la cuarta opción sería que el gobierno subvencionase dicha formación.

Los trabajadores de cualquier industria en declive pueden aprender la lección de la industria del carbón. Pueden invertir ellos mismos en obtener una seguridad laboral mediante la formación preventiva;existen numerosas oportunidades de formación (e incluso trabajo) en líneapara una gran variedad de campos.Las compañías de las industrias tangenciales es posible que también estén interesadasen considerar el reciclaje de sus propios trabajadores. Las empresas eléctricas, por ejemplo, podrían formar a sus empleados decentrales eléctricas de carbón para que ocupen puestos relacionados con granjas solares de escala comercial).

El mensaje para la industria del carbón es claro:la presión de los precios delgas naturaly delas energíaseólicaysolares imparable.Las regulaciones medioambientales para reducir la contaminación asfixian la industria del carbón y aumentan los costes de lamateria prima. Además,laimagen públicadel sector sigue deteriorándose. El riesgo cada vez mayor de que seexijan responsabilidades por la emisión de gasesde efecto invernadero inherente a la combustión del carbónpodría materializarse en multasdecientos de billones de dólares. Los trabajadores jóvenes delcarbón, sobre todo, deberían pensar en reciclarse ahora que están a tiempo.


por
trad. Diego Soto de Lucas

Joshua M. Pearce es profesor adjunto tanto en el Departamento de Ciencias e Ingeniería de Materiales como en el Departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad Tecnológica de Míchigan (EEUU), donde dirige el grupo de investigación ‘Open Sustainability Technology’. Doctor en Ingeniería de Materiales por la Universidad Estatal de Pensilvania (EEUU), desarrolló su primer programa de sostenibilidad en el Sistema de Educación Superior del Estado de Pensilvania y ayudó a crear el programa de ingeniería para sostenibilidad de la Universidad de Queen (Canadá).

Related Posts
Maximizing Your Return on People

La psicología del holgazaneo

Más de una quinta parte de los participantes en un estudio reciente pareció preferir el aburrido, pero fácil tarea de vigilar a los visitantes en una galería de arte al más atractivo pero las tareas de escolta de los artistas y de limpieza a una exigente festival a pesar de que habían predicho que prefieren las tareas atractivas. Estos disposición de los participantes para [...]
Leer más
Maximizing Your Return on People

Eclipse de la Corporación Pública

Las nuevas organizaciones están surgiendo en su lugar-organizaciones que están en forma corporativa, pero no tienen accionistas públicos y no están cotizados o negociados en mercados organizados. Estas organizaciones utilizan la deuda pública y privada, en lugar de capital público, como su principal fuente de capital. Sus propietarios primarios no son los hogares, pero las grandes instituciones y empresarios que [...]
Leer más