La confianza y la potencia global

En HBR, a menudo teorizamos sobre lo que significa ser una empresa verdaderamente global. En la práctica, pocos encarnan el ideal mejor que Lenovo, el fabricante de PC sede con sede en Beijing y en Morrisville, Carolina del Norte (parte del triángulo de investigación del estado). Dirigir el posicionamiento global de la compañía es Yang Yuanqing, presidente y CEO de Lenovo. Casi un […]
La confianza y la potencia global

En HBR solemos teorizar sobre lo que significa ser una empresa verdaderamente global. En la práctica, pocos encarnan el ideal mejor que Lenovo, el fabricante de PC con sede en Pekín y en Morrisville, Carolina del Norte (parte del Triángulo de Investigación del estado).

Yang Yuanqing, presidente y CEO de Lenovo, dirige el posicionamiento global de la empresa. Hace casi una década YY, como se le conoce, se mudó con su familia de Pekín a Carolina del Norte. Me reuní con él recientemente en el Prestonwood Country Club, donde estaba presidiendo una reunión de Lenovo que parecía una parte estrategia, una parte porrista. Yang, de 49 años, habló conmigo sobre la emoción de convertirse en el principal productor de PC del mundo y los desafíos de ser dominante en un sector que probablemente decaerá a nivel mundial. (Consulte la Entrevista HBR.)

Al hacer frente a los cambios en el mercado, Lenovo planea ceñirse a la fórmula global que adoptó hace años. Un elemento distintivo: una dependencia casi exclusiva del talento gerencial local, que «crea una cultura de confianza», me dijo Yang. De hecho, dice, de los 54.000 empleados de Lenovo en todo el mundo, solo unos 50 son expatriados.

Lenovo se convirtió en un actor global en 2005, cuando adquirió la división PC de IBM. Ha crecido considerablemente desde entonces gracias a una gama de productos populares y nuevas adquisiciones, incluidas las compras este año del negocio de servidores de gama baja de IBM y la unidad Motorola Mobility de Google.

Ganar en el mundo post-PC (o en el mundo «PC-Plus», como dice Lenovo) no será fácil. Pero parece que a Yang le gusta enfrentarse a Apple y Samsung. Y otras empresas, dice, pueden aprender del ejemplo de Lenovo: «Tenemos un equipo y una cultura diversos».


Escrito por
Adi Ignatius



Related Posts
El muro materno

El muro materno

Mientras que algunas mujeres están presionadas con la nariz contra el techo de cristal, muchas madres trabajadoras nunca se acercan. Lo que los detiene es el "Murno Materno". Cuando las madres les preocupan, los compañeros de trabajo y los jefes a menudo perciben una compensación entre la competencia y el calor. Eso es lo que encontré cuando revisé la investigación sobre estereotipos en el lugar de trabajo. Psicología Social […]
Leer más
Cómo sacar lo mejor de tu jefe

Cómo sacar lo mejor de tu jefe

¿Por qué algunos líderes drenan la inteligencia y la capacidad de sus equipos, mientras que otros líderes lo amplifican? Esa pregunta me hizo pasar a pasar años investigando los dos tipos de jefes que ahora clasifico como "Diminutos", que obtienen menos del 50% de la capacidad de las personas que los rodean y los "multiplicadores" que reciben prácticamente el 100%, como se describe en [... ]
Leer más
Pathbooks

Lee un
bestseller en

10 minutos

Cada viernes, recibe un libro de negocios y carrera resumido en 10 minutos.

(puedes darte de baja cuando quieras)