Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.


Ha llegado a un punto de inflexión en su carrera. ¿Y ahora qué?

Puntos de inflexión: la vida ¿y ahora qué? momentos: surgen con frecuencia en nuestra vida profesional y personal.
Ha llegado a un punto de inflexión en su carrera. ¿Y ahora qué?
Ha llegado a un punto de inflexión en su carrera. ¿Y ahora qué?
Table of Contents Hide
  1. Regular
  2. Recurso
  3. Reorientar
  4. Responda

Nueve meses después de regresar del permiso parental, Anne, que había desarrollado una exitosa carrera como directora en Silicon Valley, estaba debatiendo si renunciaba. Trabajaba para una empresa que se comprometía con orgullo a apoyar a los padres que trabajaban, y tenía un esposo y una madre comprometidos y prácticos que se encargaban del cuidado de los niños. Sin embargo, a pesar del apoyo, la sensación cada vez mayor de que prosperar en un dominio significaba cambiar a corto plazo en el otro hacía que Anne se sintiera estancada: «Temía no poder volver a entrar en la fuerza laboral, que estaba glamorizando el césped del otro lado cuando, en realidad, podía sentirme aislado, solo o estigmatizado como ‘solo una mamá que se queda en casa en nuestra burbuja de Silicon Valley». Para Anne, la elección de quedarse o ir era obvia e imposible.

Ashley, directora de ventas estrella en ascenso en una empresa de diseño internacional, se enfrentó a un dilema similar con un conjunto diferente de prioridades en juego: si permanecer en el trabajo que le encantaba o centrarse a tiempo completo en una empresa empresarial. «Empecé algo con mi madre y mi hermana», compartió en una conversación. «La verdad es que era un Gig paralelo, pero quería que se convirtiera en algo más». Ashley tenía un conflicto. Los compromisos en la intersección de su carrera, un proyecto apasionante con alto potencial y una vida familiar muy activa la hacían esforzarse por encontrar la manera de dar lo mejor de sí misma en tres dominios a la vez.

Tanto para Anne como para Ashley, las prioridades en competencia crearon un punto de inflexión que requirió más que una simple corrección del rumbo o elegir un carril. En cambio, se pararon en el umbral de un territorio inexplorado sin un mapa ni una brújula que los guiara.

Puntos de inflexión: la vida¿y ahora qué? momentos: surgen con frecuencia en nuestra vida profesional y personal. Pueden deberse a dificultades, como cuando perdemos un trabajo inesperadamente o nos vemos obligados a lidiar con una enfermedad crónica, o como en los casos de Anne y Ashley, tras nuevas y emocionantes oportunidades. Sea cual sea el catalizador, los puntos de transición pueden resultar amenazadores, especialmente cuando nuestros identidad y autodirección se cuestionan. La investigación sugiere que las reacciones típicas a la disyunción que sentimos cuando llegamos a un punto muerto y no estamos seguros de cómo proceder van desde evitar el problema retrocediendo o posponiendo hasta giros rápidos o la búsqueda de soluciones rápidas.

El examen de nuestra primera reacción ante un cambio desestabilizador nos invita a explorar las posibilidades que existen más allá de nuestro impulso inicial. Esto requiere tener la humildad de reconocer que incluso los más capacitados y talentosos de nosotros pueden volverse inseguros, inquietos y reactivos cuando operan en un terreno desconocido. Desarrollar una práctica de pausa para regular, asignar recursos y reorientar antes de responder puede contrarrestar la respuesta a la amenaza y ayudarnos a ser más curiosos y creativos ante ¿y ahora qué? momentos, incluso cuando no estamos seguros de qué viene después.

Regular

Sentirse perdido o inseguro puede llevar a respuestas impulsadas por las emociones que nos distraen y no nos centremos de forma creativa en el desafío que nos ocupa. Hay amplia investigación sugerir que es posible y beneficioso moderar nuestras emociones ante las interrupciones y los trastornos si contamos con los recursos adecuados para hacerlo. Desarrollar una práctica intencional de autoconciencia y autorregulación rigurosas antes de una¿y ahora qué? el momento puede ayudarnos a prepararnos sintiendo menos pánico y más control antes de que ocurra lo inevitable.

Empiece por recordar la última vez que se enfrentó a la inestabilidad.Tal vez le pasaron por alto para un ascenso o le ofrecieron una fantástica oportunidad en otra empresa. ¿Reaccionó emocionalmente? ¿Evitar tomar una decisión? ¿Se apresura a juzgar sin todos los hechos? El examen de los comportamientos pasados puede ayudarlo a identificar dónde podría evitar el riesgo o sucumbir a reacciones precipitadas en el futuro.

Recurso

No importa qué tan conscientes de nosotros mismos, estén bien regulados y tengan experiencia, cada punto de transición es único. Es por eso que los planes y procesos que funcionan bien en tiempos estables a menudo se descomponen en tiempos de incertidumbre. Tomar tiempo para evaluar el nuevo panorama puede ayudarnos a desviar nuestra atención de la amenaza de lo desconocido hacia la investigación al entrar en territorio inexplorado.

Hacer un inventario cuidadoso de los recursos disponibles es fundamental para responder bien a la situación emergente, incluso cuando el tiempo es esencial. Esto puede incluir recursos emocionales, como el acceso a servicios de entrenamiento o terapéuticos, recursos materiales como financiación o recursos sociales a través de redes profesionales o personales. Identificar dónde abundan estos recursos y observar dónde faltan puede llevar a acciones concretas (recopilación de recursos) o servir como un prompt creativo (¿cómo podríamos proceder sin ciertos recursos?) según las circunstancias. Sea cual sea el caso, centrarse en identificar y reunir recursos nos hace entrar en acción sin requerir decisiones firmes antes de que tengamos tiempo de orientarnos en el nuevo terreno.

Reorientar

Crear un espacio de aprendizaje a propósito en un punto de disrupción puede ayudar a pasar de una mentalidad de resolución de problemas a una mentalidad de descubrimiento a medida que entramos en territorio inexplorado. Si bien esto puede parecer contradictorio para las personas que han sido recompensadas por su decisión, participar en un proceso de creación de sentido (observar los contornos del nuevo terreno, aclarar dónde estamos y dónde esperamos ir e identificar opciones y posibilidades) en lugar de apresurarse a girar o tomar decisiones firmes puede ayudarnos a reorientarnos en medio de circunstancias cambiantes.

Para algunos, esto implica capturar estas observaciones en una pared llena de notas adhesivas; para otros, en una pizarra electrónica, una lista o una hoja de cálculo. El método en particular es menos importante que comprometerse a realizar un examen intrépido y minucioso de los aspectos relevantes de las circunstancias emergentes como ruta para integrar información y descubrir posibles caminos a seguir tras la w¿qué ahora? momento. Con el tiempo, se convierten en el mapa y la guía para navegar por el nuevo terreno, lo que puede dar lugar a respuestas más creativas y relevantes para el contexto.

Responda

Incluso en los tiempos más turbulentos, calmar las emociones y desarrollar una práctica de investigación y exploración nos ayuda a pasar activamente del impulso a la resolución creativa de problemas. Hacer tiempo para regular, crear recursos y reorientar puede ayudarnos a formular nuevas formas de abordar la incertidumbre, formas que tengan en cuenta las oportunidades y los desafíos únicos que existen en una situación dada. Esto también puede ayudar a generar una nueva perspectiva sobre quiénes somos en tiempos de cambio, cómo respondemos y cómo podemos trazar un nuevo rumbo, incluso cuando sea incómodo.

Para Anne, eso significaba la elección de dejar su trabajo y experimentar lo que era ser madre primero. Cinco años de exploración y experimentación después, no se arrepiente. Ella se siente cómoda explorando en quién se está convirtiendo, que es un artista visual . Ashley siguió un camino diferente. Tras emprender un proceso de regulación, dotación de recursos y reorientación, respondió presentando su dilema a su equipo de liderazgo y trabajaron juntos para integrar su pasión por el servicio comunitario en su puesto. Cuatro años después, sigue trabajando en la empresa que ama de una manera que funciona por su deseo de servicio y las necesidades de su joven familia. Ambas historias de mujeres subrayan la paradoja y el potencial de la vida laboral moderna: caminar en direcciones opuestas, pero con el mismo poder y contento con el viaje.

La clave para navegar por lo desconocido es repensar nuestra relación con el cambio y reconocerlo¿y ahora qué? los momentos pueden ser una invitación a la investigación y la exploración en lugar de una amenaza. Esto significa reconocer que las nuevas circunstancias pueden llevarnos a congelarnos o reaccionar sin pensar, y que nuestro primer impulso es algo que podemos templar con atención y práctica. Los pasos que hemos sugerido pueden ayudarnos a ver los puntos de inflexión como oportunidades para reflexionar sobre nuestros compromisos, examinar nuestras prioridades y corregir el rumbo cuando sea necesario. Aprender a hacerlo es un imperativo de desarrollo personal y profesional en tiempos de incertidumbre y cambio.

por Joan P. Ball y Julia Beck


Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.