¿Estás cortado para ser emprendedor?

Pregúntate a ti mismo tres preguntas.
Resumen.

Hay tres preguntas que debes hacerte antes de decidir si el camino emprendedor es adecuado para ti:

  • ¿Le interesa resolver los problemas de otras personas? Para crear un producto que tenga una fuerte demanda en el mercado, debe tener una comprensión profunda de los problemas que sus clientes intentan resolver y ofrecerles una solución viable. Esto requiere empatía de los clientes, que es un rasgo importante para cualquier emprendedor en ciernes.
  • ¿Te gusta vender? Si quieres ser emprendedor, estarás haciendo una versión de él todo el tiempo. Tendrá que tener una comprensión exhaustiva de su mercado, una visión clara de su empresa y sólidas habilidades de comunicación para convencer a las personas de su punto de vista.
  • ¿Qué tan resistente eres? En tu viaje para lanzar un negocio, te encontrarás con todo tipo de obstáculos y desafíos. A veces puedes fallar o que te digan «no», pero eso es parte de ello. Necesitas creer en ti mismo y en tu idea lo suficiente para volver a levantarte e intentarlo de nuevo.


Esta es una pregunta que muchos empresarios se hacen antes de emprender su primer viaje.

Mucha gente comete el error de suponer que solo los líderes carismáticos tienen la capacidad de ser grandes fundadores. O suponen que si no has participado en alguna actividad empresarial en tu juventud, no estás hecho para hacer el trabajo.

Como emprendedor que ha pasado los últimos 25 años lanzando negocios de consumo que han escalado a millones de usuarios globales, puedo decirles que, si bien estos atributos son útiles, hay muchos más factores importantes en juego.

A continuación se presentan tres preguntas que debe hacerse antes de decidir si el camino empresarial es adecuado para usted.

¿Le interesa resolver los problemas de otras personas?

Los emprendedores más exitosos tienen empatía con los clientes. Para crear un producto que tenga una fuerte demanda en el mercado, debe tener una comprensión profunda de los problemas que sus clientes intentan resolver y ofrecerles una solución viable. Esta sensibilidad es fundamental para lanzar correctamente cualquier startup.

Como fundador o CEO, incluso después de haber recaudado fondos y contratado a un equipo directivo experimentado, tendrá que dedicar un buen 30% de su tiempo interactuando con los clientes (lo que debería disfrutar haciendo). Debe actualizar constantemente su comprensión de los escenarios de uso de los clientes y los puntos problemáticos para que pueda guiar eficazmente a su empresa sobre cómo debe evolucionar su producto.

Por ejemplo, cada startup que he lanzado requiere que dedique mucho tiempo a probar nuevas versiones de nuestro producto. Parte de mi trabajo como fundador es garantizar que las nuevas funciones sean fáciles de usar, lo que incluye revisar las quejas de los clientes enviadas a nuestro equipo de soporte y priorizar qué problemas deben resolverse y cuándo.

También debes estar en la rodilla para definir la estrategia y las características de tu producto. No necesitas ser una persona técnica para hacer esto. Pero necesitas estar preparado para enrollarte y definir qué características deben incorporarse a tu producto, o tal vez incluso diseñar la interfaz de usuario (IU) inicial. Su participación en esta etapa del proceso será importante para crear una cultura de desarrollo de productos de alta calidad que definirá a su empresa en el futuro.

Si usted no es diseñador (como yo), puede que considere contratar uno para ayudarlo a desarrollar su interfaz de usuario. Pero asegúrese de que el diseño en sí se basa en el marco que ha desarrollado y supervise de cerca su evolución para asegurarse de que se mantenga fiel a su visión a medida que crece su empresa.

¿Te gusta vender?

Si quieres ser emprendedor, necesitas tener interés en vender porque vas a hacer alguna versión de ella todo el tiempo. Tendrás que vender tu idea a posibles cofundadores, tendrás que convencer a los clientes de que prueben tu producto, tendrás que persuadir a los inversores para que financien tu negocio, y tendrás que influir en los empleados para que dejen sus trabajos bien remunerados y hagan un recorte salarial para unirse a tu equipo.

Como resultado, necesitas amar la idea de vender tu visión a todo tipo de personas, y debes ser bueno en ello. Para que quede claro, no es necesario contar con experiencia en ventas previas para hacerlo correctamente. Solo necesita tener una comprensión exhaustiva de su mercado, una visión clara de su empresa y una sólida capacidad de comunicación para convencer a las personas de su punto de vista. Básicamente, necesitas ser un maestro de la influencia y la persuasión, y si aún no lo estás, necesitas estar interesado en desarrollar esas habilidades.

Si esto suena bien como tu aliado, obtener cierta experiencia de gestión puede ser un primer paso valioso. Una parte de su trabajo como gerente será motivar a su equipo, lo que requiere convencer a las personas que trabajan para usted de que la visión y la estrategia de su organización merecen su tiempo y esfuerzo. Cuanto más gestiones, más nítidas se volverán tus habilidades de comunicación.

También recomiendo tomar un curso sobre habilidades de presentación, ya que te enseñará a retratar tus ideas de formas interesantes y atractivas a todo tipo de públicos.

¿Qué tan resistente eres?

Los emprendedores deben tener una perseverancia y una fortaleza mental tremenda. En tu viaje para lanzar un negocio, te encontrarás con todo tipo de obstáculos y desafíos que tendrás que superar. A veces puedes fallar o que te digan «no», pero eso es parte de ello. Necesitas creer en ti mismo y en tu idea lo suficiente para volver a levantarte e intentarlo de nuevo.

Inicialmente, tu desafío será hacer que los clientes se interesen en tu trabajo y demostrando el ajuste del mercado de productos. A continuación, tendrá que recaudar fondos, una tarea continua y tenue con la que puedo hablar.

Después de fundar mi segunda empresa, Livemocha, pasé dos meses de quedarme sin dinero antes de poder asegurar mi próxima ronda de financiación. Fue un momento de ansiedad, ya que la mayoría de los fondos se habían agotado debido a la crisis financiera de 2008. Tuve que profundizar y recordarme constantemente la misión de nuestra empresa (que era educar a las comunidades de todo el mundo sobre cómo hablar inglés).

La clave está en mantener la cabeza baja y seguir ejecutando su visión lo mejor que pueda, de modo que cuando llegue a una reunión con capitalistas de riesgo (VC), tenga sólidas métricas empresariales que compartir.

Por último, una vez que obtenga fondos y comience a expandir su equipo, algunos de sus empleados pueden no encajar bien. Como jefe, puede que tengas que tomar la decisión de despedirlos. Me enfrenté a dos profundas recesiones tras recaudar fondos iniciales para dos de mis startups. En mi primera compañía, incluso tuve que despedir a más del 50% de mi equipo.

El estrés de dirigir una startup nunca termina. Por eso tienes que creer en tu visión y amar lo que estás haciendo para convertirla en realidad. Tienes que parecer tranquilo y transmitir una sensación de confianza al resto de tu equipo para que los desafíos a los que te enfrentas no afecten a su bienestar ni a su trabajo.

El viaje emprendedor es un maratón, no un guión de 100 metros. Pero si tienes una visión, un poco de agallas y mucha resiliencia, es posible que acabes con un resultado exitoso.


Escrito por
Shirish Nadkarni 



Related Posts
Gestión matricial sobreviviente

Gestión matricial sobreviviente

La administración de la matriz ha existido durante 40 años, pero ha habido pocos desafíos para su eficacia y viabilidad. La mayoría de los escritores y teóricos de gestión siguen convencidos de que un enfoque de matriz es superior a una jerarquía, pero ¿es realmente la única alternativa? ¿Existen formas diferentes de administrar, por ejemplo, un verdadero jerárquico / matriz [...]
Leer más
Reinventando la política de oficina

Reinventando la política de oficina

Estoy constantemente sorprendido por el número de ejecutivos que dicen "No hago política". Independientemente de la nacionalidad u organización, afirman que la política no desempeña parte en su trabajo y hacen alarde de esta negativa como una insignia de orgullo. Puede estar en desacuerdo conmigo, pero creo que la política es un hecho de la vida y [...]
Leer más
La sabiduría de los errores deliberados

La sabiduría de los errores deliberados

Todos sabemos que podemos aprender de nuestros errores. Entonces, ¿por qué no salir y hacer algo? Aquí hay una forma sistemática de cometer errores cuidadosamente planificados que pagan.
Leer más
Uniendo las religiones de la mejora de los procesos

Uniendo las religiones de la mejora de los procesos

Cuando se dispusieron a convertir los procesos que se han vuelto muy ineficientes o ineficaces, la mayoría de las empresas eligen una de las cuatro "religiones" de mejoras de proceso: Lean, Six Sigma, reingeniería empresarial o gestión de procesos de negocios (BPM). Después de escuchar sobre su éxito en otra organización, muchas empresas eligen solo una. Por ejemplo, varias compañías se embarcaron en Six Sigma [...]
Leer más
Lecciones de negocios de las sanguijuelas

Lecciones de negocios de las sanguijuelas

La sabiduría probada por el tiempo es invaluable, cuando es correcta. Pero a veces, las veneras "mejores prácticas" resultan ser, en el mejor de los casos, solo prácticas. Considere, por ejemplo, este informe de Anders Baerheim y Hogne Sandvik de la Universidad de Bergen en Noruega, titulado "Efecto de Ale, ajo y crema agria en el apetito de las sanguijuelas". "La leecha medicinal ha recuperado [...]
Leer más
Cuándo alejarse de un trato

Cuándo alejarse de un trato

Incluso las empresas bien administradas obtienen "Fiebre del trato". Al hacer las preguntas correctas, puede reforzar su diligencia debida y evitar las malas ofertas.
Leer más

Newsletter

Avanza tu carrera profesional, con el resumen semanal de las publicaciones, un libro de negocio resumido en 10 minutos y entrevistas con líderes de negocio