El efecto dominó de un mal jefe en los padres con doble carrera

Cinco pasos que puedes dar para controlar a un jefe que os está complicando la vida a ambos.
El efecto dominó de un mal jefe en los padres con doble carrera
El efecto dominó de un mal jefe en los padres con doble carrera

Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.

por Alyssa F. Westring, Jaclyn M. Jensen, y Junghyun (Jessie) Lee

No es ningún secreto que un jefe que lo apoye puede desempeñar un papel fundamental en su capacidad para prosperar tanto en el trabajo como en casa. En este artículo, los autores llevan esta conclusión un paso más allá.

Su investigación destaca cómo su jefe también puede influir indirectamente en la capacidad del copadre para prosperar. Si bien puede que no siempre sea una opción elegir al supervisor, si entiende cómo se desarrolla este proceso, podrá tomar medidas para tomar decisiones complejas sobre el trabajo, la paternidad y la asociación a fin de maximizar las oportunidades para que usted y su copadre prosperen en todos los aspectos de la vida.

• • •

Un reciente Washington Post artículo destacó un hallazgo aparentemente obvio, pero de vital importancia, de investigacióndirigido por Maureen Perry-Jenkins: Cuando los padres trabajan en entornos más solidarios, pueden ser más eficaces en sus funciones de padres. Esto, a su vez, conduce a mejores resultados de desarrollo para sus hijos. No sorprende que este artículo de noticias haya circulado rápidamente en las redes sociales para los padres. Explica lo que muchos padres que trabajan han sentido: que nuestras experiencias en el trabajo dan forma a las experiencias de nuestra vida hogareña.

Mientras escribía Padres que lideran, uno de nosotros (Alyssa) escuchó innumerables ejemplos de padres con doble carrera que describieron el impacto invasivo y negativo que un entorno laboral poco solidario (piense en la microgestión del jefe, la falta de políticas de apoyo a la familia, la cultura del presentismo) puede tener en toda la familia. Era común escuchar a uno de los padres quejarse del trabajo de su pareja y de que soportar la consiguiente carga adicional en casa significaba que no podían dedicarse plenamente al trabajo por sí mismos. Y, felizmente, también escuchamos la otra cara positiva de esta historia. Cuando uno de los padres recibía un apoyo significativo en el trabajo, el copadre se sentía más capaz de presentarse plenamente como padre y en su propia carrera.

Como equipo de investigadores y padres que trabajan, nos propusimos investigar esta cuestión: ¿Cómo influye el apoyo de nuestros copadres (o la falta de él) en el entorno laboral en nuestra capacidad de prosperar en casa y en el trabajo?

Para responder a esta pregunta, identificamos a 100 parejas con hijos que tenían dos carreras y las encuestamos en varios momentos a lo largo de un año y medio durante la pandemia. Pedimos a cada padre que nos hablara sobre hasta qué punto su entorno de trabajo les apoyaba la vida fuera del trabajo. Hicimos estas preguntas sobre varias facetas del entorno laboral: su supervisor directo, sus compañeros de trabajo y la cultura organizacional en general. También preguntamos a ambos padres sobre su vida hogareña, incluida la medida en que su pareja era una comadre que los apoyaba. Por último, les pedimos que describieran el grado en que sentían que estaban prosperando en el trabajo y en casa. Desde una perspectiva académica, próspero se define como dos estados psicológicos distintos pero relacionados: la vitalidad y el aprendizaje. Cuando prospera, se siente lleno de energía, entusiasmo y una sensación de crecimiento y aprendizaje continuos. Más allá de simplemente sobrevivir, queríamos saber por qué algunos padres que trabajaban podían prosperar (especialmente durante la pandemia, que ejerció una enorme presión sobre el sistema familiar).

Lo que descubrimos respaldó nuestra suposición inicial de que cuando uno de los padres tiene un entorno laboral que lo apoya, hay muchas más probabilidades de que el copadre pueda prosperar tanto en casa como en su propia carrera. Profundizar en los datos arrojó algunos hallazgos fascinantes.

En primer lugar, descubrimos que no todos los tipos de apoyo en el trabajo son igual de importantes. El apoyo del supervisor tuvo un impacto significativamente mayor tanto en el copadre como en su pareja que en otras formas de apoyo en el trabajo (ya sea por parte de los compañeros de trabajo o de la cultura organizacional, en términos más generales). En otras palabras, incluso después de controlar el apoyo de su propio jefe, el apoyo del jefe del copadre afecta a las probabilidades de que prospere en el trabajo y en casa.

En segundo lugar, como psicólogos organizacionales, queríamos entender cómo se desarrollaba este proceso. Descubrimos que las parejas que tenían supervisores que las apoyaban apoyaban, a su vez, más a su copadre en casa. Tener un supervisor que los apoyara permitía a las personas dedicar más tiempo y energía a sus vidas hogareñas. Pudieron asumir una mayor parte de las responsabilidades parentales y domésticas, además de ser un copadre más centrado, comprometido y paciente. En pocas palabras, cuando tiene un jefe que no lo apoya, es difícil presentarse plenamente ante su familia. Como resultado, las exigencias de gestionar el dominio doméstico recaen desproporcionadamente en el copadre, lo que les priva de la capacidad de prosperar plenamente en su vida familiar y laboral. Este efecto se mantuvo independientemente del sexo de los padres y el número de hijos.

Si bien aún queda mucho por desentrañar sobre la forma en que los entornos laborales de las parejas de nuestro estudio afectan a sus hijos y a su pareja, estos hallazgos iniciales ofrecen importantes conclusiones para los padres que trabajan.

1. Reconozca y gestione los efectos colaterales.

Si bien queremos creer que podemos «apagar» el estrés laboral cuando no estamos trabajando, nuestras investigaciones sugieren que este no es el caso con frecuencia. Los estudiosos del trabajo y la familia lo llaman «contagio», cuando las experiencias en el trabajo afectan a su capacidad de participar plenamente en casa, tanto positiva como negativamente.

Después de un buen día de trabajo, es más probable que sea un padre y una pareja enérgicos. Pero, después de uno agotador y frustrante, los estados de ánimo negativos no necesariamente se disipan de inmediato. Al tomar más conciencia de este proceso, puede desarrollar herramientas para capitalizar la energía positiva y minimizar la transferencia de negatividad. Por ejemplo, desarrollar un ritual de conmutación (aunque solo sea del escritorio al sofá) puede ser una herramienta útil para gestionar los efectos secundarios.

2. Practique la división del trabajo consciente.

Cuando nos sumergimos en la investigación sobre cómo el jefe de una pareja afecta a su copadre, uno de los principales factores fue la medida en que los jefes que no apoyaban se asociaban con una paternidad compartida menos equitativa. Si bien las exigentes funciones laborales pueden significar que no todas las tareas o tareas se puedan compartir al 50%, sí que destacan la importancia de determinar de manera consciente y colaborativa cómo se distribuirán las responsabilidades familiares. Experimentar con nuevas formas de dividir y gestionar las responsabilidades es una estrategia importante para que los padres con doble profesión mejoren la satisfacción y el rendimiento de ambos miembros de la pareja en el trabajo y el hogar.

3. Priorice tener al jefe adecuado.

Si bien es posible que no tengamos control sobre para quién trabajamos y con quién trabajamos, hay momentos de transición profesional en los que sí tenemos la capacidad de priorizar diferentes facetas de nuestras funciones futuras. En esos casos, reconozca el impacto potencial que un supervisor que lo apoye tendrá en su vida ybusque un jefe que lo apoye.

4. Administre.

Como elegir a su supervisor directo no siempre es una opción, es importante ser proactivo a la hora de gestionar la relación que tiene con el jefe. Las investigaciones sugieren que puede gestionar para facilitar una mayor alineación, comunicación y apoyo en su relación con su supervisor directo. Y, si su copadre se siente atrapado, también puede ayudarlo a identificar las estrategias para hacerlo.

5. Cultive comunidades de apoyo.

Si bien nuestra investigación se centró en el apoyo del lugar de trabajo, solo es una dimensión de nuestras vidas que afecta a nuestra familia inmediata. Sin embargo, muchos de nosotros nos centramos únicamente en el trabajo y la familia inmediata como posibles palancas de apoyo, pasando por alto a nuestra comunidad en general. Al cultivar una red más amplia de apoyo a su alrededor (ya sea de familiares lejanos, vecinos, amigos, recursos comunitarios o escolares), es posible que se dé cuenta de que depende menos del apoyo de su supervisor directo para facilitar el bienestar en su carrera y en su hogar. Al crear y aprovechar el apoyo de forma creativa en otros ámbitos de la vida, usted refuerza su capacidad de prosperar en circunstancias difíciles.

No es ningún secreto que un jefe que lo apoye puede desempeñar un papel fundamental en su capacidad para prosperar tanto en el trabajo como en casa. Nuestra investigación lleva este hallazgo un paso más allá y destaca cómo su jefe también puede influir indirectamente en la capacidad del copadre para prosperar. Si bien no siempre es una opción elegir al supervisor ideal, si entiende cómo se desarrolla este proceso, podrá tomar medidas para tomar decisiones complejas sobre el trabajo, la paternidad y la asociación a fin de maximizar las oportunidades para que usted y su copadre prosperen en todos los aspectos de la vida.

_

  • Alyssa F. Westring es Profesora Vincent de Paul y Presidenta del Departamento de Gestión y Emprendimiento del Driehaus College of Business de la Universidad DePaul. Es coautora de Padres Que Lideran.
  • Jaclyn M. Jensen es Profesora de Gestión y Decana Asociada para el Éxito de los Estudiantes en el Driehaus College of Business de la Universidad DePaul.
  • Junghyun (Jessie) Lee es profesora asociada del Departamento de Estudios de Gestión de la Facultad de Empresariales de la Universidad de Michigan-Dearborn.
  • Presidenta del Departamento de Estudios de Gestión de la Facultad de Empresariales de la Universidad de Michigan-Dearborn.
Related Posts