Cómo resolver problemas

Para avanzar las mejores ideas, los equipos deben construir la seguridad psicológica.
Cómo resolver problemas
Cómo resolver problemas

A los equipos de hoy en día no solo se les pide que ejecuten tareas: se les pide que resuelvan los problemas. Se podría pensar que muchos cerebros que trabajan juntos significaría mejores soluciones, pero la realidad es que con demasiada frecuencia los equipos de resolución de problemas son víctimas de ineficiencia, conflictos y conclusiones cautelosas. Los dos gráficos que aparecen a continuación ayudarán a tu equipo a pensar en cómo colaborar mejor y encontrar las mejores soluciones para los desafíos más espinosos.

Primero, piensa en la última vez que tuviste que resolver un problema. Tal vez fue grande: una ruta comercial importante está bloqueada y su producto es urgente y debe llegar al mercado a tiempo. Tal vez fue pequeño: un atasco de tráfico en tu camino al trabajo significa que vas a llegar tarde a tu primera reunión del día. Sea cual sea el tamaño del impacto, al resolver tu problema pasaste por cinco etapas, según» Por qué los grupos luchan por resolver problemas juntos», de Al Pittampalli.

Pittampalli descubre que la mayoría de nosotros, cuando trabajamos individualmente, pasamos por estas etapas de forma intuitiva. Sin embargo, es diferente cuando trabajas en equipo. Debes detenerte e identificar estas diferentes etapas para asegurarte de que el grupo esté alineado. Por ejemplo, mientras un colega podría unirse a un debate de resolución de problemas listo para evaluar suposiciones (etapa 3), otro podría estar definiendo el problema (etapa 1). Al definir explícitamente cada etapa de la resolución de problemas, aumenta las probabilidades de que su equipo encuentre mejores soluciones sin problemas.

Esta técnica de resolución de problemas gana poder adicional cuando se aplica a la investigación de Alison Reynold y David Lewis sobre equipos de resolución de problemas. En su artículo,» Las dos características de los mejores equipos de resolución de problemas», encuentran que los equipos altamente efectivos suelen tener un par de características comunes: son cognitivamente diversos y son psicológicamente seguros. También exhiben una serie de características asociadas con el aprendizaje y la confianza; estos compañeros de equipo tienden a ser curiosos, experimentales y enriquecedores, por ejemplo.

• •

Mientras tú y tus colegas consideren estas ideas, piensa en el último problema que tuviste que resolver en equipo. Primero, trazar un mapa de lo que recuerdas de cada paso de la resolución de problemas. ¿Estabais todos en la misma página en cada etapa? ¿Qué aspectos del problema consideró, o podría haber pasado por alto, como resultado? ¿Qué puedes hacer de forma diferente la próxima vez que tengas un problema que resolver? En segundo lugar, pregunta dónde se ve tu equipo en el gráfico. ¿Qué tipo de comportamientos podría adoptar tu equipo para ayudarte a pasar a ese cuadrante superior derecho?


  • Laura Amico is a senior editor at Harvard Business Review.
  • Related Posts