Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano

¿Podría el diagnóstico impulsado por datos compensar la escasez de profesionales de la salud?
Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano
Resumen.

En todos los sectores industriales, desde la sanidad hasta la energía, desde la construcción hasta el comercio minorista, los ingenieros están creando nuevas tecnologías con implicaciones potencialmente disruptivo para el orden arquitectónico actual de la economía global. Una de las tecnologías, un «médico de IA», es muy prometedora para el futuro de la sanidad en África. La solución se llama CareAI: un sistema informático impulsado por IA anclado en blockchain que puede diagnosticar enfermedades infecciosas, como la malaria, la fiebre tifoidea y la tuberculosis, en cuestión de segundos. La plataforma está diseñada para servir a la población invisible de migrantes, minorías étnicas y personas no registradas en los sistemas sanitarios tradicionales. Al unir la IA y la cadena de bloques, CareAI utiliza una arquitectura sanitaria distribuida anónima para prestar servicios de salud a los pacientes de forma anónima. Esto hace posible que estas cohortes invisibles tengan acceso a atención médica básica e información contextual útil sin comprometer sus identidades. Los bancos han demostrado que tecnologías como los cajeros automáticos y el dinero móvil podrían ayudar a reducir el número de empleados, a la vez que mejoran la calidad del servicio y la rentabilidad. La IA y la cadena de bloques prometen lo mismo para la atención sanitaria de África a escala.


A principios de junio, por invitación de la Comisión Europea a Bruselas (Bélgica), recorrí algunos proyectos fascinantes basados en IA y blockchain, que la Comisión está financiando. En todos los sectores industriales, desde la sanidad hasta la energía, desde la construcción hasta el comercio minorista, los ingenieros están creando nuevas tecnologías con implicaciones potencialmente disruptivo para el orden arquitectónico actual de la economía global. Una de las tecnologías, un» Doctor en IA», muestra una gran promesa para el futuro de la sanidad en África.

La solución se llama CareAI: un sistema informático impulsado por IA anclado en blockchain que puede diagnosticar enfermedades infecciosas, como la malaria, la fiebre tifoidea y la tuberculosis, en cuestión de segundos. La plataforma está diseñada para servir a la población invisible de migrantes, minorías étnicas y personas no registradas en los sistemas sanitarios tradicionales. Al unir la IA y la cadena de bloques, CareAI utiliza una arquitectura sanitaria distribuida anónima para prestar servicios de salud a los pacientes de forma anónima. Esto hace posible que estas cohortes invisibles tengan acceso a atención médica básica e información contextual útil sin comprometer su identidad, por temor a ser deportados. Esto es importante, ya que sin acceso a los servicios de salud, estas comunidades podrían representar riesgos para la salud de la población en general.

IA de atención tiene tres componentes, que incluyen la máquina, un pinchazo con el dedo y un laboratorio en un chip— una tecnología madura que originalmente fue pionero por George Whitesides, profesor de química en la Universidad de Harvard. Para usarlo, se pincha con un dedo para obtener una gota de sangre y la sangre se deposita en el chip, que luego se inserta en la máquina. La muestra de sangre se anonimiza y luego se analiza por el asistente de salud basado en IA de CareAI que hace referencia a una amplia gama de bibliotecas médicas y de diagnóstico, dando consejos con la correspondiente calificación de confianza. El diagnóstico de CareAI se basa en un análisis estadístico de todos esos datos: si veo la «A» en tu sangre y las revistas médicas dicen que eso significa que tienes malaria, CareAI puede decir si tienes malaria hasta cierto nivel de confianza. Basándose en la muestra de sangre, el dispositivo diagnosticaría una enfermedad donde existe. El resultado se entrega en la pantalla de la máquina con una copia impresa, lo que proporciona confianza en el análisis y otras acciones, que pueden incluir recetas en las farmacias participantes, o la intensificación de la atención médica con médicos de ONG que suministran tratamientos médicos anónimos.

A la luz de los recientes escándalo con Theranos, la startup que prometió revolucionar los análisis de sangre, es importante señalar aquí que CareAI es un proyecto de la Comisión Europea, financiado por la UE. Lo que están haciendo es diferente: no están inventando ninguna tecnología nueva, sino que utilizan datos médicos y correlacionan esos datos con las bibliotecas de datos académicos/revistas de forma anónima. Todos los datos anonimizados se almacenan de forma segura en la cadena de bloques, que admite contratos inteligentes , lo que permite administrar los derechos, el permiso y el acceso a los datos de salud. Las organizaciones participantes utilizan Aplicación distribuida (un contrato de interfaz para blockchain) para acceder a los datos anónimos a través de contratos inteligentes. Los gobiernos y las empresas compran tokens con los que utilizar la aplicación. Estos tokens se utilizan para pagar a las ONG sanitarias y apoyar el mantenimiento de las máquinas. A cambio, estas entidades pagadoras tienen acceso a información médica que les puede ayudar a informar y planificar mejor la investigación, la financiación y las políticas de atención médica.

Los creadores están apuntando a los campos de refugiados en Europa. Ciertamente, las solicitudes se extenderían más allá de los campos de refugiados a algunas regiones en desarrollo como África e India, donde la proporción de ciudadanos y médicos sigue estando por encima de los estándares globales. CareAI estacionado en mercados, iglesias, mezquitas y otros espacios públicos podría ayudar a los ciudadanos que viven en lugares con instalaciones sanitarias limitadas, especialmente si las recomendaciones se personalizan con los registros médicos de los pacientes.

Para África, concretamente, estamos experimentando unéxodo masivo de profesionales sanitarios en Europa Occidental y América del Norte. A pesar de los esfuerzos de los gobiernos para detener esta migración, la trayectoria no ha cambiado, porque los médicos y otros profesionales de la salud suelen ganar más fuera de África. En Nigeria recientemente, uno de los sindicatos más grandes del sector de la salud estuvo en huelga durante meses. Pidieron al gobierno que mejorara las condiciones de servicio. Así, en un momento en que la población está en auge, la mayoría de los países africanos están perdiendo a sus profesionales médicos, agravados por la facilidad con que los países extranjeros pueden contratarlos y la casi imposibilidad de que los gobiernos africanos puedan igualar sus salarios extranjeros.

Aquí es donde la tecnología ofrece promesas y productos como CareAI podrían volverse catalizadores cuando empiezan a penetrar en pueblos y ciudades de todo el continente. Si los sistemas de IA pudieran manejar algunos de los problemas sanitarios menores, los profesionales sanitarios disponibles podrían centrarse en los problemas más difíciles. De hecho, la tecnología podría aportar paridad, eliminar la necesidad de muchos profesionales sanitarios y establecer un equilibrio de servicios funcional en el sector de la salud en África.

Llegar allí requerirá datos. Los datos serían el facilitador para avanzar en lo que llamaré «Atención autónoma». Además de diagnosticar malaria a un aldeano, es importante conocer la historia clínica de la persona, los medicamentos que está tomando actualmente y otros factores que deben examinarse antes de implementar una estrategia de tratamiento. La introducción de esos datos a los sistemas de IA podría hacer posible que la IA prescriba medicamentos con confianza, con la capacidad de conectar al paciente específico con la farmacia adecuada, con todos los procesos gestionados digitalmente. Sin embargo, el costo de la prestación del servicio debe ser asequible. Esta posibilidad no es realizable hoy en África debido a un falta de datos, problema que no es exclusivo del sector de la salud del continente.

Muchos Emprendedores africanos están trabajando en cómo manejar el desafío de los datos en el sector sanitario. Medcera, que fundé, hace que su software sea gratuito para las instituciones de salud, desde hospitales hasta laboratorios y desde centros de imágenes hasta pacientes, para impulsar este rediseño, que será fundamental si los sistemas de IA van a ayudar a mejorar la vida. Los datos, con una privacidad y seguridad sólidas, serán el catalizador para anclar este futuro en el que la prestación de servicios de salud no estaría totalmente atada a los seres humanos en las aldeas y ciudades africanas.

El consenso mundial es que las tecnologías emergentes como la IA y la cadena de bloques transformarían los mercados y las economías, lo que posiblemente resultaría en empleo pérdidas o desplazamientos. Sin embargo, 500 años de historia han demostrado que cuando la tecnología penetra en una economía, la productividad suele mejorar y que el avance por lo general se traduce en un mayor bienestar humano y niveles de vida. En la mayoría de los sectores africanos, como la agricultura, la energía y la sanidad, no hemos experimentado los beneficios más impactantes de la tecnología. Eso explica por qué más de 65% de la población activa de África sigue funcionando en la agricultura y por qué la falta de electricidad sigue prevaleciendo en las comunidades rurales. Por lo tanto, la pérdida de puestos de trabajo puede ocurrir, pero las nuevas tecnologías facilitarán resultados netos positivos superiores en África, en promedio, si se difunden, mediante una mayor productividad.

Sin embargo, aunque la IA y la cadena de bloques podrían abrir nuevas perspectivas en el sector sanitario de África, el continente debe seguir invirtiendo en los otros aspectos críticos de un sector sanitario que funcione. Para combatir la pérdida continua de médicos y otros profesionales de la salud en el extranjero, las facultades de medicina deberían formar a más personas. Los profesionales sanitarios siguen siendo el corazón de cualquier buen sistema sanitario, junto con la electricidad adecuada, el agua limpia y los medicamentos disponibles. Ningún sistema de IA y blockchain puede saltar esos elementos. Sin embargo, una revisión completa del sistema de salud puede revelar que los gobiernos podrían emplear a un menor número de profesionales sanitarios si les apoyaran con soluciones emergentes como CareAI y les pagaran más. Los bancos han demostrado que tecnologías como los cajeros automáticos y el dinero móvil podrían ayudar a reducir el número de empleados, a la vez que mejoran la calidad del servicio y la rentabilidad. La IA y la cadena de bloques prometen lo mismo para la atención sanitaria de África a escala.

Sin embargo, a medida que surja ese futuro, los responsables políticos africanos tendrán que diseñar marcos de privacidad modernos para garantizar que se respeten los derechos de los pacientes y que se reduzcan los posibles abusos. La tecnología solo funcionará en la medida en que los gobiernos de las comunidades africanas trabajen de forma proactiva para garantizar políticas inteligentes.


Escrito por
Ndubuisi Ekekwe



Related Posts
Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano

Vocando el gran pero imperfecto currículum

Los reclutadores y los ejecutivos senior expresan frustración en estos días sobre las cazas de talento corporativo en todos los niveles. La queja: "Estamos vertiendo una energía tremenda en encontrar los currículos adecuados. Pero estamos perdiendo la capacidad de encontrar a las personas adecuadas ". Los programas de directores de pasantías de verano, por ejemplo, han agriado a los estudiantes aparentemente "perfectos" con promedios de calificaciones de 3.9 de élite [...]
Leer más
Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano

Aprender de la pérdida de un cliente

Esta es una historia de cómo una pequeña y joven empresa perdió un orden muy importante, se recuperó y se hizo mucho más fuerte y más competitivo al aprender sobre el posicionamiento del mercado. Las lecciones aprendidas demostraron ser tan valiosas que, cuando se dijo y hiciera todo, la compañía concluyó que perder el gran orden era lo mejor que tenía [...]
Leer más
Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano

La vida interior de los niños ejecutivos

¿Cómo están los niños que gestionan las demandas únicas, y las recompensas, de crecer con abundancia? Con derecho y resiliencia, dice un experto líder, que le dice a los padres que se preocupen menos y escuchen mejor.
Leer más

Por qué retener información en el trabajo no le dará una ventaja

Muchos de nosotros ocultamos el conocimiento porque tememos los costos potenciales de compartirlo, como perder el poder o preocuparnos, seremos juzgados en base a lo que sabemos. Si esos costos son personales, incluso podemos retener el conocimiento para protegernos y esperar obtener, o mantener, una ventaja al hacerlo. Pero si tenemos éxito o no ha sido cuestionable, hasta hace poco. Los investigadores llevaron a cabo tres estudios para explorar si el conocimiento oculta retroactiva y de qué manera. Descubrieron que aquellos que se dedican a la ocultación del conocimiento tienen aproximadamente un 17 por ciento menos probabilidades de prosperar en el trabajo, o experimentar el aprendizaje y el crecimiento. Por el contrario, la ocultación de conocimientos hace que los empleados se sientan inseguros desde el punto de vista psicológico.

Leer más
Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano

Usos y límites

La diversidad de grandes corporaciones industriales y en su mayoría multinacionales puede ser de inmediato su mayor fuente de ventaja competitiva y la fuente de sus dificultades más fundamentales. La diversidad brinda una oportunidad para que estas empresas utilicen el flujo de efectivo generado por sus negocios básicos maduros para obtener nuevos puestos de liderazgo. Internamente, sin embargo, esta misma diversidad también crea un [...]
Leer más
Cómo las nuevas tecnologías podrían transformar el sistema sanitario africano

El desafío que se avina a la competitividad de los Estados Unidos

Fotografía: Margaret Bourke-White / Time & Life Pictures / Getty Images: Fort Peck Dam, 1936 La economía estadounidense está luchando claramente para recuperarse de una recesión de profundidad y duración inusuales, ya que nos recuerdan casi todos los días. Pero los Estados Unidos también enfrenta un desafío menos visible pero más fundamental: una serie de cambios estructurales subyacentes que podrían [...]
Leer más

Newsletter

Avanza tu carrera profesional, con el resumen semanal de las publicaciones, un libro de negocio resumido en 10 minutos y entrevistas con líderes de negocio