Cómo hablar con tu equipo sobre noticias angustiosas

Tres pasos para que los gerentes abren un diálogo.
Cómo hablar con tu equipo sobre noticias angustiosas
Cómo hablar con tu equipo sobre noticias angustiosas

Cuando un evento de noticias capta nuestra atención global colectiva, ¿cómo debemos abordarlo nosotros, como líderes y gerentes? Sus empleados necesitan que dé un paso adelante ahora mismo. Pero puede resultar difícil saber qué hacer o qué decir. Si se encuentra con dificultades, el autor ofrece tres pasos sencillos: 1) Consulte con sus informes directos. Una pregunta simple al comienzo de una reunión individual como: «¿Has estado siguiendo las noticias? ¿Conoces a alguien afectado?» puede revelar una conexión inesperada que alguien podría no haber pensado que podría compartir. 2) Haga espacio para hablar durante una reunión. Una vez que reconoces al elefante en la habitación, liberas algo de tensión y permites que la gente se concentre una vez más en su trabajo. Su objetivo es ser compasivo y comprensivo. 3) Brinde a las personas la oportunidad de actuar. Investigue formas de ayudar que estén en línea con los valores de su organización y proporcione fuentes creíbles para que los empleados se involucren.

¿Cómo gestionamos nuestros equipos cuando una crisis geopolítica global pesa mucho en nuestras mentes? Casi todos los días ocurren atrocidades en todo el mundo. A menos que algo nos haya afectado a nosotros o a alguien de nuestro equipo personalmente, normalmente no comenzamos nuestra reunión matutina de personal con un momento de silencio. Pero cuando un evento singular capta nuestra atención global colectiva, ¿cómo lo abordamos, como líderes y gerentes?

Mi colega Jon Haber, profesor adjunto de Harvard Kennedy School y presidente de Cascade Strategy, compartió recientemente una idea que me resonó profundamente: «Como líder, cada vez que te comunicas, estás hablando a través de un megáfono. Nuestras palabras son acciones».

Cuando estás en una posición de autoridad, tus palabras tienen un peso especial y puedes usarlas para fomentar la ansiedad o crear una cultura de apoyo. Pero puede resultar difícil saber qué hacer o qué decir. Si te encuentras perdido, comienza con estos tres sencillos pasos.

1. Comunícate con tus empleados de forma individual.

No podemos hacer suposiciones sobre cómo se sienten las personas o quién se ve afectado en su red. Hable con sus reportes directos individualmente para tener una idea de quién se ve afectado. Pregúntales si necesitan algo o alguna forma en que puedas apoyarlos.

Una pregunta simple al comienzo de una reunión individual como: «¿Has estado siguiendo las noticias? ¿Conoces a alguien afectado?» puede revelar una conexión inesperada que alguien podría no haber pensado que podía compartir.

Este nuevo artículo de HBR de la autora Sarah Noll Wilson ofrece consejos útiles para cómo manejar las conversaciones emocionales. «A veces las personas no saben lo que necesitan, pueden tener miedo de preguntar o no están seguras de las opciones disponibles para ellos», escribe. «Podrías preguntar: ‘¿Sería útil X?’ Ofrecer una forma específica de apoyarlos puede hacer que sea más fácil para alguien decir sí a la aceptación de la ayuda».

2. Haga espacio para hablar durante una reunión.

Recuerdo haber enseñado un taller para un grupo de directores de escuelas públicas unas horas después de haber recibido la noticia de que sus presupuestos anuales se reducirían, no ampliarían, en el próximo año. Decir que estaban distraídos sería quedarse corto.

Si algo pesa mucho en la mente de la gente, su reunión será ineficaz a menos que lo aborde. A veces tenemos que empezar por reconocer las noticias y dejar espacio para que la gente discuta el tema si así lo desean. Una vez que reconoces al elefante en la habitación, liberas algo de tensión y permites que la gente se concentre una vez más en su trabajo.

Tu objetivo es ser compasivo y comprensivo, no meterse en la política, poner a la gente en aprietos ni obligar a nadie a hablar. Podrías comenzar tu reunión semanal diciendo: «Me gustaría tomarme un minuto para reconocer lo que está sucediendo. Sin duda me ha distraído y preocupado por ello. ¿Quién más siente lo mismo?»

3. Brinde a las personas la oportunidad de actuar.

Muchos de nosotros nos sentimos indefensos ante un  crisis, pero hay vías en las que nosotros, como individuos, podemos marcar la diferencia colectivamente. Investigue formas de ayudar que estén en línea con los valores de su organización y proporcione fuentes creíbles para que los empleados se involucren. Pregúnteles a qué organizaciones apoyan y permítales usar una parte de sus horas de trabajo para actividades de voluntariado. Muchas organizaciones están igualando las donaciones de sus empleados a ciertas organizaciones de ayuda, que apoyan a sus empleados y apoyan los esfuerzos de ayuda.

Si bien tendemos a sentirnos abrumados o paralizados por las opciones, dé un pequeño paso y continúe desde allí. Una de mis frases favoritas es la de San Francisco de Asís: «Empieza por hacer lo que es necesario, luego lo que es posible, y de repente estás haciendo lo imposible».

Ya sea que se trate de un conflicto armado, disturbios sociales o un desastre natural, los desafíos geopolíticos no desaparecerán. A Como líderes y gerentes, no podemos controlar o resolver estos desafíos, pero podemos reconocer que afectan a nuestros equipos. Cuando establecemos una cultura de apertura y discusión antes de que llegue una crisis, tendremos la base para apoyarnos en el ojo de la tormenta.

Allison Shapira
Related Posts
¿Realmente tienes que fracasar para tener éxito?

¿Realmente tienes que fracasar para tener éxito?

¿Qué es lo mejor que te ha pasado? ¿Conocer a su cónyuge? ¿Convertirse en un padre? ¿Algún momento de éxito de la carrera? Cuando el periodista Megan McARDLE realizó una encuesta web sobre el tema, la mayoría de los encuestados ofrecieron una variación en el tema de amor / niños / trabajo. Pero luego se volvió hacia Google y encontró algunas sorpresas. Ser divorciado los rangos altos. [...]
Leer más

La 47ª Edición Anual de los Premios McKinsey: Reconocimiento de la Excelencia en el Pensamiento de la Gestión

Los premios McKinsey tienen durante 47 años honrados al mejor pensamiento para aparecer en las páginas de HBR. Las personas razonables pueden estar en desacuerdo sobre lo que hace que un artículo sea "mejor". Pero aquí es como lo definemos para nuestros jueces: los dos artículos que tienen más probabilidades de tener una influencia duradera y mundial en los negocios. Los artículos ganadores presentan ideas [...]
Leer más
Pathbooks

Lee un
bestseller en

10 minutos

Cada viernes, recibe un libro de negocios y carrera resumido en 10 minutos.

(puedes darte de baja cuando quieras)