Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.


Cómo elegir las referencias correctas

Si quieres aterrizar el trabajo, piensa creativamente.
Cómo elegir las referencias correctas

Has estado en la última ronda de entrevistas y ahora tu posible empleador quiere comprobar tus referencias. ¿A quién deberías preguntarle? ¿Qué personas pueden responder mejor por ti? ¿Podrán describir todas tus cualidades y habilidades relevantes y explicar por qué eres apto para el nuevo trabajo?

Lo que dicen los expertos
Uno de los mayores errores que cometen los solicitantes de empleo es no entender «cuán increíblemente importantes son las referencias» para el proceso de contratación, afirma Claudio Fernández-Aráoz, asesor sénior de la firma global de búsqueda de ejecutivos Egon Zehnder y autor de No es el cómo ni el qué sino el quién: triunfa rodeándote de lo mejor. Las referencias proporcionan «una evaluación precisa de terceros de sus fortalezas y debilidades para que los gerentes puedan contratar conociendo toda la información», explica. «Dada la opción de entrevistar a un candidato sin verificar referencias o verificar referencias sin entrevistarlo, elegiría lo último». Por lo tanto, como candidato a un puesto, debe ser reflexivo y estratégico con respecto a quién pregunta y cómo lo prepara para hablar en su nombre, según Priscilla Claman, presidenta de Career Strategies, una firma de consultoría con sede en Boston y colaboradora del Guía de HBR para conseguir el trabajo adecuado. «Quieres que tus referencias presenten una historia coherente sobre quién eres, en qué eres bueno y qué es lo que quieres hacer» con tu carrera, dice. Aquí hay algunas cosas que debes considerar.

Prepárate
Incluso antes de comenzar el proceso de entrevista de trabajo, debes elaborar una lista mental de colegas pasados y actuales que podrían servirte de referencia para que, una vez que te pidan que los proporciones, estés listo. Idealmente, tu lista debería incluir una mezcla de jefes anteriores y actuales, compañeros de trabajo y subordinados. «Las mejores referencias son de personas que han trabajado estrechamente contigo», dice Fernández-Aráoz. Nunca le pidas a alguien que sea una referencia si no sabes con certeza lo que va a decir, añade Claman. «Deberías preguntar a los gerentes que te han dado evaluaciones positivas de desempeño. Pide ayuda a tus compañeros de trabajo que te han agradecido por tus proyectos. Y pregúntale a las personas que han trabajado con éxito para ti», dice. «Es por eso que tienes que mantener esas relaciones».

Comprende tus opciones
Si el gerente de contratación te pide que verifiques tus referencias en tu organización actual y no quieres divulgar el hecho de que estás considerando irte, tienes dos opciones. En primer lugar, ofrezca referencias fuera de su organización (consultores, asesores, abogados o clientes) que puedan hablar de la calidad de su desempeño laboral. O dos, ofrezca referencias una vez que la nueva empresa le haga una oferta de trabajo formal. «Es bastante común», dice Claman. «La mayoría de las empresas entienden la posición en la que te están colocando». Sin embargo, hay algunos casos en los que es aceptable inclinar la mano, dice Fernández-Aráoz. Quizás no vayas a pasar al siguiente nivel; no te interesa un ascenso; o necesitas dejar tu trabajo por motivos personales. Si has decidido irte, usa tu mejor criterio para compartir selectivamente esa información con tus colegas. «Pero si por lo demás estás contento donde estás, espera a que estés en una fase avanzada» antes de revelar tus planes, dice Fernández-Aráoz.

Obtenga información específica
Cuando el gerente de contratación solicite sus referencias, «averigüe qué es lo que quiere comprobar específicamente», dice Fernández-Aráoz. Si el gerente quiere aprender más sobre su estilo de liderazgo, debe hablar con sus informes directos anteriores y actuales. Si quiere comprobar tu capacidad para desarrollar una estrategia, los jefes son las personas a las que hay que llamar. Si quiere aprender sobre tu capacidad de influencia, debería hablar con tus compañeros. «Esto ayuda a la persona a hacer una comprobación de referencia más relevante y a obtener una evaluación más creíble y precisa», dice. Recuerda: la calidad de las referencias que ofreces es un reflejo de ti.

Contexto de oferta
Ayude a sus referencias a ofrecer el mejor respaldo posible proporcionándoles información sobre el puesto para el que se le está considerando y por qué lo desea. «Dales un marco», dice Claman. «Diles por qué crees que la empresa quiere contratarte y cómo es probable que seas útil para esa empresa para que puedan reforzarlo». Recuerda suavemente tus referencias de tus logros y enfoques pasados. «Entrénalos en lo que quieres que digan», sugiere. También pide referencias diferentes para resaltar diferentes talentos y fortalezas, dice. «Uno podría hablar de tu capacidad para establecer relaciones con tus colegas, otro sobre tus habilidades técnicas y otro sobre tus habilidades de gestión de proyectos».

Sea ingenioso
Si te están considerando para un trabajo en el que no tienes experiencia directa, puede ser complicado encontrar una referencia adecuada. En circunstancias de contratación como estas, es necesario adoptar un enfoque diferente. Recuenta una época de tu pasado en la que adquiriste nuevas responsabilidades profesionales, encabezaste un proyecto interdisciplinario o asumiste una nueva geografía, y luego piensa en colegas con los que trabajaste estrechamente en ese momento. Quieres «personas que te han visto hacer algo diferente», dice Fernández-Aráoz. «Cuando un gerente de contratación se entera de que has [asumido algo nuevo] en circunstancias similares, infiere competencia».

Encuentra puntos en común
Los mejores testimonios dependen de la «apertura» de la persona que proporciona la referencia, según Fernández-Aráoz. Para «facilitar la franqueza», sugiere que intentes identificar puntos en común entre la persona que revisa tus referencias y las personas que las proporcionan. Quizás el gerente de contratación y tu antiguo jefe comparten un alma mater. O tal vez alguna vez trabajó en la misma empresa que uno de tus colegas cercanos. «La gente pondrá más peso en esas referencias debido al efecto de familiaridad», dice Fernández-Aráoz. Del mismo modo, es probable que el árbitro «sea más abierto y sincero» durante la conversación.

Explicar la negatividad
«Deberías saber cuándo esperar una referencia negativa», dice Fernández-Aráoz. Puede provenir de un gerente que te despidió, de alguien que te hizo una evaluación de desempeño deficiente o de un colega que se sintió ofendido por haber abandonado la organización. Si el gerente de contratación le pide que llame a esa persona en particular, sea honesto. «Di: ‘Es probable que esta persona te dé una referencia negativa. Déjame decirte por qué». Luego sugiera a otras personas de la misma organización que «puedan ofrecer opiniones relevantes y objetivas», dice Fernández-Aráoz. Después de todo, lo último que quieres es que el «gerente de contratación se sorprenda por lo que escucha», dice Claman.

Hacer

  • Tenga una lista lista de referencias que incluya una mezcla de jefes, colegas e informes directos que proporcionarán testimonios sólidos en su nombre
  • Piensa de forma creativa en otras personas que podrían ser una buena referencia; tu lista también podría estar formada por consultores o clientes que puedan hablar sobre la calidad de tu desempeño
  • Recuerda tus referencias de tus logros pasados y pídeles que resalten habilidades y fortalezas específicas

No lo hagas

  • Pídele a alguien que sea una referencia a menos que estés seguro de que esa persona dirá cosas positivas sobre tu trabajo.
  • Descarta usar referencias de tu organización actual; considera tus circunstancias y decide si tiene sentido inclinar la mano que te vas
  • Sea impreciso acerca de su nueva oportunidad potencial; proporcione a sus referencias información sobre el puesto para el que se le está considerando y por qué desea el puesto

Estudio de caso #1: Sea honesto acerca de sus circunstancias y proporcione un contexto relevante
Durante cinco años, Michiko Gupta tuvo un trabajo de personal que le encantaba en una gran universidad con sede en Boston. Pero a principios de este año, su esposo consiguió un nuevo trabajo en Chicago. «Lo primero que pensé fue: ¿Qué va a pasar con mi carrera? Lo segundo que pensé fue: tengo que decirle a mi manager que me voy».

Cuando Michiko dio la noticia, su mánager se molestó pero entendió que necesitaba mudarse por razones familiares. «La conversación se convirtió naturalmente en el hecho de que ahora estaba buscando un nuevo trabajo», recuerda Michiko. «Se ofreció como voluntaria para ser mi referencia y luego me dio algunos consejos: siempre es mejor buscar trabajo mientras todavía tienes uno».

El jefe de Michiko le permitió trabajar de forma remota desde Chicago durante tres meses mientras buscaba un nuevo puesto. Eventualmente, a través de otro colega en Boston, se enteró de una oportunidad en una escuela de su nueva ciudad, y cuando sus entrevistadores pidieron referencias, ella, por supuesto, proporcionó el nombre de su gerente aún actual. «Tuvimos una relación tan cercana que simplemente le envié la descripción del trabajo y le di un aviso de que alguien estaría llegando a ella», dice Michiko. «Conocía mis puntos fuertes».

Para una segunda referencia, Michiko eligió a la contraparte de su gerente en otro departamento pero, como ella y la persona no habían trabajado juntos tan de cerca, adoptó un enfoque diferente. «La llamé para hablar sobre el trabajo que solicité y le dije en qué áreas se centraría el gerente de contratación. También le recordé mis responsabilidades en una tarea que hicimos juntos y le pregunté si podía hablar sobre las habilidades de gestión de proyectos y mis capacidades de trabajo en equipo. Quería que su recomendación complementara la de mi manager».

Michiko consiguió el trabajo. Y aunque extraña a su antiguo jefe y equipo, está prosperando en su nuevo papel.

Estudio de caso #2: Piensa deliberada y estratégicamente sobre a quién preguntar
Scott Merritt, ejecutivo de relaciones públicas en Atlanta, había pasado por varias rondas de entrevistas de trabajo en una empresa cuando se le pidieron referencias. Sabía que era una decisión crítica: «En las entrevistas de trabajo, estoy seguro de que conozco mis cosas y estoy al tanto de los últimos métodos y tendencias, pero también sé —habiendo contratado a varias personas yo mismo— que mucho se reduce a con quién habla el gerente de contratación y a lo que aprende», explica.

Pero, profundamente descontento con su empresa actual, no estaba a punto de pedirle a su jefe que fuera una referencia. Afortunadamente para él, «en el negocio de las RR.PP., hay muchos tipos diferentes de referencias que puedes usar».

Scott preguntó a tres personas. El primero era un ex socio de negocios con el que todavía hablaba al menos una vez a la semana por teléfono y al que consideraba una «caja de resonancia profesional». El segundo era un cliente para el que trabajaba actualmente y que había sido complementario. «Sabía que proporcionaría una referencia muy sólida, y no sería un problema que supiera que quería dejar mi trabajo», explica Scott. Y su tercera referencia fue un periodista. «Si quería que me tomaran en serio como un RR.PP. que tiene relaciones sólidas con los periodistas y recibe muchas colocaciones en los medios de comunicación, sabía que tenía que demostrarlo. En el trabajo para el que estaba preparada, trabajaría en muchas cuentas de tecnología, así que le pregunté a un escritor de tecnología que trabaja para varios periódicos y revistas de primer nivel. Sabía que una recomendación suya mejoraría mi propuesta de valor».

Se entregaron las tres referencias. Scott consiguió el trabajo y, a los 18 meses de su nuevo trabajo, está mucho más feliz en su nueva compañía.

Más información sobre la búsqueda de empleo:

Cómo escribir una carta de presentación

Cómo mantener la discreción de una búsqueda de empleo

Referencia: comprueba a tu futuro jefe


Escrito por
Rebecca Knight




Eleva tus habilidades de liderazgo y negocios

Súmate a más de 52,000 líderes en 90 empresas mejorando habilidades de estrategia, gestión y negocios.

Related Posts