Browsing Category

Comunicación

179 posts
Presenta tu próxima idea como un comediante de pie

Presenta tu próxima idea como un comediante de pie

Hacer una idea a las partes interesadas no es tan diferente de hacer una comedia de pie. Escúchanos: Necesitas captar la atención de tu audiencia en los primeros cinco minutos y mantenerla colgada de cada palabra durante la presentación. Sellar el trato no se trata necesariamente de lo bueno que eres en lo que haces, sino de lo bien que cuentas tu historia. Dominar los siguientes consejos puede ayudar:

  • Llega al «punchline» o establece tu credibilidad en los primeros 15 segundos. El público escuchará y querrá oír qué más tienes que decir.
  • No hagas suposiciones sobre los conocimientos de tu público. Evita las siglas y la jerga. Si tu audiencia no entiende tus referencias, las perderás.
  • Tenga en cuenta la cultura. ¿Quién es tu público? ¿Les entusiasmaría su idea o los ofendería?
  • Aborda las preguntas sobre el terreno. Si un miembro de tu audiencia tiene una pregunta u objeción, ve en el momento y contesta inmediatamente. No te quedes con tu guión.
  • Manténgalo corto. Usa tantas palabras como necesites para poder transmitir tu punto de vista. Nada más.
¿Hemos olvidado cómo hablar a pequeña escala?

¿Hemos olvidado cómo hablar a pequeña escala?

¿Te sientes mal preparado para hacer pequeñas charlas cuando vuelves a la oficina? Regresar a la oficina y socializar con personas que no hemos visto en persona desde hace más de un año puede resultar desalentador.

  • Nuestros viajes personales han variado mucho durante el último año. Es comprensible si eso nos hace cautelosos a la hora de crear conexiones más profundas con las personas.
  • Las reuniones virtuales suelen ir directamente al negocio. Ha habido pocos, si es que hay alguno, espacios intersticiales en nuestras agendas de trabajo para ponernos al día. Nuestra creciente dependencia de los correos electrónicos y los mensajes privados para comunicarse solo ha agravado el problema.
  • Comience sus conversaciones en persona con sus compañeros de trabajo en el lado más ligero y siga las instrucciones de la otra persona sobre si debe seguir participando. Establezca primero algún nivel de comodidad y eso lo ayudará a estar abierto a compartir experiencias más vulnerables e invitar a otros a hacer lo mismo.

Encuentre las palabras adecuadas para inspirar a su equipo

Es importante entender que cuando usted, como líder, se comunica con su equipo, el uso de palabras más débiles debilita su mensaje y reduce su capacidad de inspirar a la gente. No basta con arrojar pensamientos y esperar lo mejor. Debe recomendar activamente ideas y afirmar su dignidad en todas sus comunicaciones. Por ejemplo, considere estas «palabras de poder»: «Estoy proponiendo (no «compartir») una idea que hará que nuestro proceso sea más eficiente». «Estoy sugiriendo (no «compartir») un nuevo logotipo que transmita mejor nuestro mensaje de marca». «Estoy recomendando (no «compartir») una campaña para que nuestro lugar de trabajo sea más diverso». En última instancia, las audiencias responden más activamente a los grandes puntos que a las palabras pequeñas, pero los líderes reflexivos necesitan evaluar ambos, sabiendo que cuanto más poderosamente se encuentran, incluso de formas pequeñas, mayor impacto tendrán en las personas que esperan inspirar.

Un simple cumplido puede marcar una gran diferencia

Un simple cumplido puede marcar una gran diferencia

Hay una amplia evidencia de que dar un impulso a otra persona, ya sea dar elogios o expresar gratitud, tiene un efecto de levantamiento del estado de ánimo y contribuye al bienestar. Pero a menudo nos detenemos, innecesariamente, porque no estamos bien calibrados para los efectos reales que nuestros mensajes positivos tienen sobre otros. Cuando se trata de decidir si expresar alabanza o aprecio a otra persona, la duda a menudo se arrastra. Estamos demasiado preocupados por nuestra capacidad de transmitir elogios hábilmente («¿Qué pasa si mi parto es incómodo?») , y nuestra ansiedad nos deja sentirnos demasiado pesimistas sobre los efectos que tendrán nuestros mensajes. Lamentablemente, el pesimismo de la gente hace que se abstengan de participar en este comportamiento que haría que todo el mundo estuviera mejor.

Cómo se ve una cultura de correo electrónico compasiva

Cómo se ve una cultura de correo electrónico compasiva

La cultura del correo electrónico está rota, y solucionarla requerirá un esfuerzo concertado. Para empezar, las personas deben pensar más que proteger sus propias bandejas de entrada, centrándose en la reducción del tráfico colectivo de correo electrónico del equipo como un todo. Los autores revisan los conceptos básicos de la etiqueta del correo electrónico y sugieren tres hábitos estratégicos que pueden ayudar a los equipos y organizaciones a avanzar hacia lo que llaman cultura de correo electrónico compasivo.

Construyendo la confianza en la telesalud

Construyendo la confianza en la telesalud

La confianza es más difícil de establecer en una conversación virtual que en persona. Los límites de la tecnología plantean una variedad de desafíos. Este artículo las identifica y hace recomendaciones para superarlas.

No dejes que una buena historia te venda con una mala idea

No dejes que una buena historia te venda con una mala idea

Las historias son poderosas, probablemente fueron un factor clave en la evolución de nuestra especie, y sin duda son una herramienta importante en la caja de herramientas de cualquier líder. Sin embargo, también pueden ser peligrosos, porque pueden ser engañosos de maneras sutiles. Estos incluyen pero no se limitan a lo siguiente: tienden a hacer que el éxito y el fracaso parezcan más predecibles de lo que realmente son (retrospectiva); afirman la causalidad donde solo existe correlación; miran conjuntos de datos de formas contundentes y poco sofisticadas; a menudo se basan en anécdotas; explican el «éxito» basado en factores que muchos fallos en la misma cohorte muestran. No ignore las historias, sino acérquelas con un ojo crítico y escéptico.